22 de febrero de 2019
22.02.2019
La Opinión de Málaga
El Pinillo

Critican la construcción de un chiringuito en una playa protegida

IU pide al equipo de Gobierno que se manifieste en contra en un informe que remitirá a la Junta

22.02.2019 | 05:00
El concejal de IU, Miguel Díaz, en la playa de El Pinillo.

El concejal de IU, Miguel Díaz, pidió ayer a la Junta de Andalucía que deniegue la petición que ha realizado un particular para construir un chiringuito en una playa protegida del litoral de Marbella.

El edil, exdelegado de Medio Ambiente, reclamó también al equipo de Gobierno, formado por PP y OSP, que, en el informe que tiene que elaborar de manera obligada para la Junta, se muestre en contra de la instalación de este chiringuito y que elabora de manera definitiva el documento de memoria técnica necesaria para incluir este paraje dunar dentro de la Reserva Ecológica.

El concejal aseguró que el procedimiento que sigue el particular para lograr la autorización del chiringuito está «plagado de errores. Por ejemplo, señala que el futuro chiringuito se instalaría en la playa de El Cable, y no es cierto, ya que se situaría en la de El Pinillo, ¿por qué este error? porque El Pinillo es Playa Natural catalogada como Área Natural con calidad ambiental», indicó.

El particular que solicita la recuperación del chiringuito explotó un establecimiento en el mismo lugar. Fue, señaló el edil, una concesión que también estaba «salpicada de incumplimientos, que ocupaba un desmesurado espacio de playa, llegó hasta a cortar la pasarela litoral o a transitar por la misma con vehículos no autorizados».

«Eran incumplimientos reiterados que motivaron que en el periodo de gobierno en el que Izquierda Unida tenía la responsabilidad sobre el área de Playas se sacara definitivamente de la misma y no se permitiera continuar con la actividad», agregó el concejal Miguel Díaz.

Díaz pidió al PP que «haga lo que hicimos desde Izquierda Unida, que es proteger esta duna frente a la amenaza que supone este chiringuito. Es necesario defender el interés general y la protección de medio ambiente frente a los intereses particulares, más aún en la que es la última playa natural que hay lindando con el casco urbano», incidió el edil.

Díaz señaló que las alternativas son «defender una playa natural en un entorno singular y protegido a las puertas de la ciudad o ir a un negocio de tierra quemada».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook