08 de abril de 2019
08.04.2019
Municipal

Marbella invertirá 150.000 euros en tres jardines verticales

Se instalarán en Puente Romano, en la avenida del Mar y en la avenida Cánovas del Castillo

08.04.2019 | 05:00
Recreación del jardín vertical en Puente Romano.

El Ayuntamiento ha adjudicado el proyecto para la creación de jardines verticales en Puente Romano, la pasarela de la avenida Cánovas del Castillo y el paso subterráneo de la avenida del Mar.

Las actuaciones contemplan la instalación de paneles específicos sobre estructuras ya existentes, incluyendo su ajardinamiento y riego y priorizando los criterios de sostenibilidad. El concejal de Parques y Jardines, Javier García, ha destacado que «este proyecto se enmarca en la estrategia del Ayuntamiento de potenciar y embellecer la ciudad con más zonas ajardinadas para hacer una Marbella más verde».

El proyecto ofrece numerosos beneficios como la purificación del aire, la reducción de la temperatura ambiente y del ruido ambiental y el aumento del valor de las propiedades del entorno».

Además, los nuevos sistemas de vegetación vertical «mejoran la imagen de determinados puntos de la ciudad que son muy transitados y contribuyen al incremento de las zonas verdes», dijo.

En el caso de Puente Romano, la actuación comprende el desarrollo de los trabajos en una estructura peatonal sobre la carretera N-340 y una superficie de 109 metros cuadrados entre ambas caras. En el parking subterráneo de la avenida del Mar Marbella centro, comprende la actuación en las partes frontales de los accesos de entrada –calle El Fuerte–, de 7 metros de ancho y 1,25 de largo, y salida –calle Miguel Cano– con 7,5 y 1,4 metros.

Asimismo, en la pasarela peatonal de la avenida Cánovas del Castillo –zona Miraflores–se actuará sobre 27 metros cuadrados.

Los jardines colgantes tienen un sistema de riego incorporado que recoge el agua sobrante a través de un vertido libre sobre un canal en la base de la zona ajardinada. El riego estará automatizado mediante una central programadora con acceso remoto.

La idea, según García, «es conseguir una infraestructura de vegetación que proporcione un impacto visual inmediato, a la vez que atraiga el interés mediante la diversidad en las texturas, colores y gama de las especies utilizadas». La obra, con un presupuesto municipal de 150.000 euros, cuenta con un periodo de ejecución de un mes y medio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook