16 de abril de 2019
16.04.2019
Polémica

Puerto Banús afirma que el incremento de renta que solicita es del 1,7%

Acusa a propietarios de subarrendar terrazas sin permiso de la concesionaria y a precios altos

16.04.2019 | 05:00
Bloques de hormigón en terrazas de Puerto Banús.

La concesionaria de Puerto Banús asegura que el incremento de la renta que solicita a los establecimientos con terrazas concesionales como las terrazas privadas este año es del 1,7%, en línea con el IPC, y no del hasta 700%, como aseguran diferentes empresarios del enclave portuario. «Ningún inquilino puede acreditar mediante un contrato firmado con esta sociedad un aumento superior», señaló ayer la concesionaria.

Según la concesionaria del puerto, algunos propietarios de locales subarrendan de forma directa o indirecta, las terrazas sin autorización a un precio «sustancialmente superior» al de mercado, lo que, asegura, perjudica a inquilinos y a la compañía.

La concesionaria sostiene que ha denegado el acceso al recinto a vehículos de titulares que no están al corriente de pago o se encuentran explotando las terrazas sin la correspondiente autorización.

Sobre la instalación de bolardos de cemento frente a diferentes locales para que los empresarios no puedan utilizar las terrazas, la concesionaria asegura que ha colocado «ciertos elementos de mobiliario urbano en aquellos terrenos cuya posesión se ha recuperado judicialmente con el objetivo de evitar que volviesen a ser de nuevo ocupados de forma ilícita».

La concesionaria aseguró que «un número reducido de locales», que cifra en 20 de 170 que tiene Puerto Banús, intenta «generar de forma interesada confusión sobre cuál ha sido el incremento de las rentas de las terrazas con el objeto de dañar la imagen de nuestra compañía».

«A pesar del esfuerzo que está realizando esta empresa por proteger y potenciar Puerto Banús como destino turístico, ciertos locales, fundamentalmente de restauración y ocio nocturno, no comulgan o comparten los criterios de excelencia y calidad promovidos por esta sociedad», explicó.

La controversia entre la concesionaria y diversos locales radica en determinar qué administración explota las terrazas situadas entre la zona de concesión y la de titularidad municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook