06 de junio de 2019
06.06.2019
Sanidad

Simulacro de parada cardiorrespiratoria de un niño en el Hospital Costa del Sol

El objetivo de esta iniciativa es el de comprobar los tiempos de respuesta y la calidad de las maniobras de los profesionales

06.06.2019 | 14:02
Imagen del simulacro en las consultas externas de Pediatría del Hospital Costa del Sol.

El Hospital Costa del Sol ha realizado un simulacro de parada cardiorrespiratoria de un niño en el área de Consultas Externas de Pediatría.

La iniciativa pretende mantener entrenados y actualizados a los profesionales cuando se producen situaciones de parada cardiorrespiratoria detectar las necesidades a la hora de atender una parada y comprobar los tiempos de respuesta.

El simulacro se ha realizado con un maniquí monitorizado de niño que habitualmente es usado para los cursos de Soporte Vital Avanzado (SVA) y que también simula arritmias.

El ejercicio ha simulado una parada de un niño en esta área que ha sufrido un supuesto shock anafiláctico por la ingesta accidental de unas galletas con nueces a la que es alérgico y que ha sido alertada por su abuela que lo acompañaba.

La prueba ha durado unos 20 minutos y ha terminado con el aviso a la UCI para la adaptación de box pediátrico y su posterior traslado.

En este evento han participado, por tanto, el personal asistencial del área de consultas externas de Pediatría y Neonatología que estaba de turno de mañana –entre ellos, enfermeros, facultativos, auxiliares y celadores-.

Actualmente, el nivel de supervivencia de una persona que sufre una parada se puede elevar hasta el 20% si se actúa en ese momento con eficacia, frente al 7% de no llevarse a cabo este tipo de acciones.

Además, la adecuada actuación en tiempo por personas formadas en estas maniobras no sólo eleva la posibilidad de supervivencia, sino que evita daños irreversibles en el organismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook