28 de junio de 2019
28.06.2019
Infraestructura

La transformación del puerto deportivo comenzará tras el verano

La alcaldesa anuncia que la ejecución de la segunda fase del bulevar del recinto portuario y la ampliación del muelle de espera se iniciará en septiembre, tras la temporada alta turística

28.06.2019 | 05:00
Un operario pinta uno de los locales de la zona del puerto deportivo donde se ejecutarán las mejoras.

La transformación del puerto deportivo Virgen del Carmen, la principal zona de ocio del centro urbano de Marbella, comenzará tras el verano. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, anunció ayer que las obras para ejecutar la segunda fase del bulevar del puerto y la ampliación del muelle de espera se retomarán en septiembre, después de que concluya la temporada alta turística.

La segunda fase del bulevar servirá para eliminar la zona de aparcamientos del puerto deportivo y conectar el recinto con el Paseo Marítimo, con una inversión de unos 600.000 euros.

La primera fase del proyecto, que concluyó a principios de 2018 y contaba con un presupuesto inicial de unos 140.000 euros, supuso la eliminación de unos veinte aparcamientos de los 80 del recinto portuario y la construcción de una plaza con terrazas, pérgolas, toldos, nuevas luminarias y mobiliario urbano en uno de los accesos al puerto deportivo, que el pasado año se convirtió en el primer recinto portuario de España en lograr la Q de Calidad, que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española, y que este año ha logrado renovar.

El proyecto para mejorar el muelle de espera, que permitirá a las lanzaderas de los cruceros y embarcaciones de más de 30 metros de eslora atracar en el puerto deportivo, está dotado con cerca de 70.000 euros.

Las obras servirán para ampliar el muelle, de unos 25 metros de longitud, con una plataforma sobre dos atraques de ocho metros de longitud y contará con un pasillo peatonal hasta las terrazas del puerto deportivo, según el proyecto inicial.

En el muelle podrá atracar la embarcación que conecta el núcleo urbano de Marbella con Puerto Banús y que traslada a unas 1.500 personas cada día.

Las actuaciones culminarán con la recuperación de El Faro de Marbella, uno de los edificios más emblemáticos del municipio y ubicado a escasa distancia del puerto deportivo, que cuenta con unos 80 establecimientos.

«Las obras permitirán un incremento de la zona peatonal en la segunda línea del puerto deportivo y las modificaciones que se harán en el muelle de espera para que el puerto deportivo esté más integrado y tenga más visibilidad», agregó la alcaldesa.

El puerto deportivo es también uno de los primeros recintos del municipio en contar con cámaras de videovigilancia con las que la Policía Local y Nacional tratan de mejorar la seguridad en la zona.

El recinto portuario cuenta con ocho dispositivos de los 85 que se instalaron en la primera fase de la iniciativa. Puerto Banús tiene 50 y dos centros comerciales, 27 entre ambos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook