08 de julio de 2019
08.07.2019
Ayuntamiento de Marbella

Polémica por el cese de empleados de limpieza en Marbella ante el inicio del verano

El sindicato STAL asegura que el Ayuntamiento despide a 16 trabajadores por no superar un periodo de pruebas a pesar de que, en algunos casos, llevaban más de 20 años prestando servicio

08.07.2019 | 05:00
Operarios baldean una calle en el barrio de Leganitos, en Marbella.

El Ayuntamiento ha despedido a trabajadores de la Delegación de Limpieza al entender que no han superado el periodo de pruebas para realizar los servicios que requiere la temporada de verano en Marbella, a pesar de que algunos empleados, según denuncia el sindicato STAL, llevaban más de 20 años siendo contratados por el Consistorio para realizar las mismas funciones.

El sindicato asegura que el Ayuntamiento ha realizado de forma chapucera los procesos de despido de los empleados y que, en algunos casos, ha tenido que rectificar la decisión. «Había informes de personas que no eran jefes directos de los trabajadores afectados. Por ejemplo, había informes de un capataz del distrito de Nueva Andalucía sobre empleados que trabajaban en Marbella», explica el secretario del sindicato STAL y miembro de la Junta de Personal del Ayuntamiento, Joaquín Toscano.

Los despidos afectaron, en un primer momento, a 16 empleados, aunque el Ayuntamiento reincorporó a nueve tras rectificar su decisión, señala STAL. En los otros siete casos, el Consistorio ha mantenido su decisión de cesarles a pesar de que algunos de estos empleados, según el sindicato, llevaban más de 20 años siendo contratados para desempeñar las funciones.

Representantes sindicales han mantenido reuniones con la directora general de Recursos Humanos, Carmen Pallarés, para negociar una solución para los siete trabajadores despedidos, «pero el Ayuntamiento sigue en sus trece. El Ayuntamiento entiende que el trabajador que quiera reincorporarse tiene que denunciar en el juzgado. No dan otra solución», explica Toscano.

Según STAL, el Consistorio «está jugando con el pan de estos trabajadores a sabiendas de que al final, tras la denuncia correspondiente, tendrán que readmitirles y abonarles todo el tiempo que estén sin trabajar con el consiguiente despilfarro de dinero público al que ya nos tiene acostumbrados dada la cantidad de contratos en fraude de ley que se firman continuamente».

Fuentes municipales destacan que el Ayuntamiento ha decidido desistir del contrato y no continuar con la relación laboral con estos empleados al no superar el periodo de prueba establecido en el contrato que los trabajadores suscribieron y que ha seguido los pasos establecidos en la legislación.

Las causas por las que los empleados no han superado el periodo de pruebas incluyen ausencias injustificadas del puesto de trabajo, incumplir el horario establecido, no terminar los trabajos que se encomendaban a los empleados o ejecutarlos de forma defectuosa o generar un retraso injustificado en las labores encomendadas a los equipos en los que se encontraban integrados los trabajadores, apunta el Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook