05 de agosto de 2019
05.08.2019
Solidaridad

Marbella muestra en la Cena de Gala de la AECC su lado más solidario

La asociación había vendido el 75 por ciento de las entradas una semana antes del evento cuya recaudación se destinará a ultimar el Espacio Activo Contra el Cáncer

05.08.2019 | 05:00
Marbella muestra en la Cena de Gala de la AECC su lado más solidario

Boris Izaguirre y Ana García Obregón presentaron la velada y Francisco la amenizó

Empresarios, actores, actrices, cantantes, autoridades, políticos (entre ellos el expresidente del Gobierno, José María Aznar).... Marbella mostró ayer su cara más solidaria en la Cena de Gala que la Asociación Española Contra Contra el Cáncer (AECC) celebra cada año para recaudar fondos para luchar contra la enfermedad.

La asociación había vendido el 75 por ciento de las entradas para 550 invitados una semana antes de una cena cuya recaudación destinará a ultimar el Espacio Activo Contra el Cáncer que el viernes inauguró en Marbella y que es el primero en Andalucía y el tercero del España, tras los centros de Madrid y Barcelona.

El Espacio Activo, ubicado en un local de la avenida del Mar de unos 500 metros cuadrados de superficie que el Ayuntamiento ha cedido a AECC por un periodo de 20 años, permitirá a los pacientes y sus familiares, de forma gratuita y fuera de un ambiente hospitalario, relacionarse con personas que hayan superado la enfermedad, compartir experiencias y recibir asesoramiento psicológico y médico. La AECC ha invertido unos 400.000 euros en rehabilitar el local.

La cena estuvo compuesta por ensalada de bogavante sobre milhojas de manzana y aguacate con salsa de coral y frutos rojos, seguido de popietas de lenguado con langostinos, alcachofas confitadas, espárragos trigueros, almejas salteadas y salsa de mango. Posteriormente se consumió el jarrete de ternera con puré Robuchón elaborado por Javier Aranda, chef con una estrella Michelin y un postre sorpresa.

La velada, que este año celebró la XXXVI edición, la presentaron Ana García Obregón y Boris Izaguirre, mientras que Francisco amenizó la cena con su música.

En el transcurso de la cena, organizada en los jardines del Real Club de Golf Guadalmina, se celebró la tradicional rifa benéfica, que este año alcanzó los 800 regalos. El importe mínimo de los regalos de la rifa era de 100 euros y el precio de las papeletas, de 20 euros.

Entre los regalos destacaban un collar y unos gemelos de caballero, billetes de avión para volar a Doha y asistir a un festival de cine, tratamientos de belleza o muebles de diseño. En esta edición, la firma Anna Cortina regaló a los asistentes un tarjetero hecho a mano con pieles italianas de alta calidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook