08 de agosto de 2019
08.08.2019
Educación

El PP pide aulas provisionales para iniciar el curso en el Miguel Hernández

El teniente de alcalde de San Pedro destaca que es una solución inmediata mientras la Junta y el Ayuntamiento encuentran una alternativa definitiva a la situación del colegio, afectado por grietas

08.08.2019 | 05:00
Fachada del colegio Miguel Hernández, de San Pedro.

El Ayuntamiento de Marbella ha planteado a la Junta de Andalucía que instale módulos prefabricados en el colegio Miguel Hernández, en San Pedro, para que los alumnos que tuvieron que ser trasladados de sus aulas tras la aparición de diversas grietas en la estructura del edificio puedan iniciar el curso académico con la máxima normalidad posible.

Se trataría de una «solución inmediata de cara a septiembre» para dar respuesta a los alumnos afectados mientras ambas administraciones públicas buscan una alternativa definitiva a la situación en la que se encuentra el inmueble, en el que estudian cerca de 700 alumnos e imparten docencia unos 50 profesores, según explica el teniente de alcalde de San Pedro, Javier García.

La propuesta del Gobierno local contempla que, una vez estén instalados los módulos prefabricados, la Junta construya dos aulas provisionales –que requieren de una tramitación administrativa más compleja– en las que los alumnos prosigan sus estudios hasta la completa rehabilitación del centro escolar.

Técnicos de la Junta y del Ayuntamiento sopesan los espacios dentro del recinto escolar que podrían albergar las dos aulas provisionales.

«La instalación de los módulos prefabricados y las aulas provisionales son soluciones parciales. La solución definitiva pasa por dar una respuesta completa al colegio Miguel Hernández», destaca el teniente alcalde.

El pleno aprobó por unanimidad en la sesión de julio una moción para pedir a la Junta reinvertir en mejoras de equipamientos sanitarios y educativos los cerca de 55 millones de euros que el Ayuntamiento le adeuda por el anticipo reintegrable de cien millones que el Gobierno regional prestó al Consistorio en 2006, tras la disolución de la Corporación municipal.

En ese mismo pleno, la Corporación sacó adelante, también con el respaldo de todos los grupos municipales, una propuesta para instar a la Junta a que solucionen las deficiencias estructurales del colegio Miguel Hernández.

La aprobación de ambas mociones se produjo una semana después de que la delegada territorial de Educación de la Junta de Andalucía, Mercedes García Paine, señalara que el Gobierno regional necesitaría 145 millones de euros para hacer frente a las emergencias técnicas más urgentes en los centros de la provincia y sólo dispone de 14 millones para 2019.

García Paine aseguró que la responsabilidad de la situación en la que se encuentra el colegio es compartida entre Junta y Ayuntamiento. «Tenía que haber sido del Ayuntamiento en su momento. Pero el edificio ya está caído y es de la Junta», apuntó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook