05 de septiembre de 2019
05.09.2019
Educación

Indignación entre padres de alumnos por el retraso de las aulas del Xarblanca

Temen que Junta y Ayuntamiento no habiliten antes del inicio del curso académico los módulos provisionales en los que unos cien estudiantes de Secundaria tienen que proseguir su formación

05.09.2019 | 05:00
Padres de los alumnos dialogan con la directora de Enseñanza, ayer, en Xarblanca.

Unos 50 padres se concentraron ayer para manifestar su indignación ante el retraso en la instalación de las aulas prefabricadas en las que tendrán que proseguir sus estudios los alumnos que han terminado la enseñanza primaria en los colegios Vargas Llosa y Xarblanca hasta que la Junta construya un instituto en Las Chapas.

Los padres de los estudiantes se concentraron frente a la parcela que albergará las aulas provisionales, en Xarblanca, durante la visita de una técnico de la Junta de Andalucía y de la directora general de Enseñanza del Ayuntamiento, Carmen Díaz, y les manifestaron sus temores de que los seis módulos –cuatro para aulas, una para zonas comunes y otra para dirección– no estén habilitados antes del 16 de septiembre, día de inicio el curso académico, o de las condiciones en los que se encontrarán si finalmente se instalan a tiempo.

Parte de los padres exigieron que el suelo de la parcela se cubra con alquitrán o zahorra en lugar de albero, mientras otros pidieron saber si el recinto, en el que seguirán sus estudios unos cien alumnos, contará con zonas de sombra. «Siempre tenemos que estar mendigando», lamentó uno de los padres.

«Queremos trasladar a los equipos de gobierno local y autonómico nuestra más profunda indignación ante la pasividad, ineptitud y falta de transparencia e información entre las propias administraciones y hacia los padres. Están obrando con falta de sensibilidad y de diligencia en este asunto que tanto preocupa», señaló el presidente del Ampa del colegio Vargas Llosa, Jorge Gil, que leyó un comunicado.

Gil emplazó a Junta y Ayuntamiento a que «se comprometan, sean eficaces, eficientes y transparentes» y que trabajen para que las aulas prefabricadas «sean una realidad cuanto antes y con todas las garantías de una enseñanza de calidad».

«Estamos hastiados de encontrarnos en medio de una continua lucha por culpar a la otra administración y ver cómo finalmente quien sufre esta situación y quien sale perjudicado somos los de siempre, la sociedad. Nuestra paciencia se ha agotado. Estamos cansados de que nos mientan de forma reiterada», agregó.

La directora general de Enseñanza de Marbella, Carmen Díaz, señaló que las aulas se instalarán hoy o el lunes y que la Junta ha contratado a una empresa para adecentar el terreno de la parcela y otra para la instalación de las aulas provisionales. «Desde la Junta nos dicen que estará todo terminado para el inicio del curso. Aquí estaremos pendientes de que así sea, pero el trabajo lo tienen que hacer las dos empresas a las que la Junta ha adjudicado el proyecto», dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook