06 de noviembre de 2019
06.11.2019
Sanidad

Sarah Almagro se somete a un trasplante para abandonar la diálisis

La joven marbellí que perdió sus extremidades el verano del año pasado debido a una septicemia recibirá un riñón de su padre en una operación cuya duración rondará las seis horas

06.11.2019 | 05:00
La joven marbellí Sarah Almaro Vallejo.

Sarah Almagro, la joven marbellí que sufrió el verano del año pasado la amputación de sus extremidades tras una septicemia meningocócica, tiene previsto someterse hoy a un trasplante de riñón que le permita abandonar las doce horas de diálisis a las que se somete cada semana y que le obligan a regular los alimentos y líquidos que ingiere. «Voy a poder empezar a llevar una vida más normal y a comer y beber lo que quiera», señala Sarah en una grabación difundida en las redes sociales y en la que asegura que no está «ni asustada ni tengo miedo porque todo será positivo».

La joven marbellí, que recibió en abril la Medalla de Ciudadana Honoraria por su afán de superación y ser ejemplo de lucha, «está fuerte y con mucha ilusión», destaca su madre, Patricia Vallejo. «Tiene muchas ganas de pasar por la operación porque supone una libertad. Ahora está sometida a unas doce horas de diálisis semanales en el hospital. Son muchas horas y los medicamentos le dejan bastante tocada durante los días que tiene diálisis», explica.

El donante del órgano será su padre, Ismael Almagro, y la operación, que se realizará en el Hospital Regional de Málaga, durará unas seis horas. «Empiezan con el padre. Le hacen una pequeña intervención para preparar el riñón y luego preparan a Sarah. Una vez que los dos están preparados se hace el trasplante del padre a Sarah», explica Vallejo.

Una vez que el riñón esté implantado en el cuerpo de Sarah «comienza a funcionar, prácticamente, de manera inmediata», añade Patricia Vallejo.

Los padres de la joven marbellí, aficionada a los deportes náuticos, se encuentran «bastante esperanzados. ¿Qué padre no daría todo por su hija? Es un paso muy importante que se va a dar y que se puede dar. Los trasplantes de riñón son bastante seguros. El final va a ser positivo y muy esperado», añade Patricia Vallejo.

Una vez operada, Sarah deberá permanecer seis días ingresada en el hospital y, una vez fuera del centro sanitario, un mes en aislamiento para evitar posibles infecciones.

«Esta es la operación más liberadora y, en principio, la última. No debería haber ninguna más. Si todo va bien, si no hay ningún rechazo, Sarah no tiene que pasar más por el quirófano. El siguiente paso ya serán las prótesis de los brazos y de las piernas», explica su madre Patricia Vallejo.

La joven marbellí ingresó en el Hospital Comarcal Costa del Sol el 23 de julio de 2018 aquejada de fuertes dolores abdominales, vómitos y fiebre e ingresó en la UVI hasta que los facultativos identificaron la causa de las dolencias.

Tras ser estabilizada, ingresó el 13 de agosto en el Hospital Regional de Málaga y recibió el alta a principios de diciembre.

La asociación Somos tu ola organiza eventos de forma periódica para recaudar los fondos necesarios con los que adquirir y renovar las prótesis que necesita la joven marbellí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook