16 de noviembre de 2019
16.11.2019
Despedida

La última cena de un chef con tres estrellas Michelin

Dani García clausura el restaurante que lleva su nombre rodeado de familiares y compañeros

16.11.2019 | 22:33
Dani García quiso poner ayer fin a su andadura en el restaurante que lleva su nombre con una cena muy especial.

El cierre del restaurante con el que Dani García logró, hace justamente un año, su tercera distinción de la guía gastronómica marca el final de una etapa en la que el cocinero marbellí ha vuelto a sus orígenes, plasmados en el menú 'Madre', y el inicio de otros proyectos nacionales e internacionales.

Comensales y menú muy selectos para decir 'adiós' a un restaurante muy especial y dar la bienvenida a nuevos retos y más ilusiones. El chef marbellí Dani García sirvió ayer 'La Última Cena' del restaurante con el que en noviembre de 2018, hace justo un año, obtuvo en Lisboa su tercera estrella de la Guía Gastronómica Michelin y con la que se consolidó como uno de los profesionales de la gastronomía española con mayor proyección internacional.

El cierre del establecimiento, una decisión «madurada en el tiempo y hecha desde el corazón», es también el inicio de proyectos «cien mil veces» más ambiciosos, señaló en el vídeo en el que, apenas un mes después de lograr la tercera estrella, el chef trasladó la decisión a su equipo.

A la clausura del restaurante, que abrió sus puertas en 2014 y estaba ubicado en las instalaciones del prestigioso hotel Puente Romano, acudieron familiares, amigos y compañeros de profesión de Dani García, como Ferrán Adrià, Joan Roca, Quique Dacosta, Ángel León o Paco Roncero. En total, 90 invitados y 130 restaurantes con tres estrellas Michelin.

Los invitados al evento, que se desarrolló en un ambiente íntimo y personal, degustaron el menú 'Madre', una consecución de los platos más emblemáticos y creativos que resume los cerca de 20 años de trayectoria profesional de Dani García en la alta gastronomía y con cuyo lanzamiento inició el chef local el año 2019. «Lo que quiero es poder pasear por el paseo marítimo de Marbella un domingo y ver que se venden ajoblanco y gazpacho en todo el mundo», señaló el chef local en la presentación de la cena ante los medios de comunicación ayer.

Dani García cierra de esta forma el restaurante más «personal del chef -lleva el nombre del cocinero marbellí-, que nunca ha entendido de modas ni de ideas preconcebidas, sino que ha buscado constantemente la inspiración y ha conseguido siempre un resultado de lo más transformador", señalan fuentes de su entorno. "Este restaurante supuso para el chef el comienzo de una nueva etapa de creación y nuevos horizontes culinarios que alcanzó su meta con la tercera estrella Michelin», agregan.

Trayectoria

El cierre del establecimiento marca también el final de un periodo en el que el cocinero local, que se formó en la Escuela de Hostelería La Cónsula e inició su carrera en 1996 de la mano de Martín Berasategui, ha recuperado "sus orígenes, su esencia" y que ha plasmado en el menú 'Madre', un tributo para la gastronomía andaluza. «Este menú representa lo que fui y lo que soy, pero también representa lo que quiero ser mañana», señala el chef local.

Dani García logró, con 25 años, su primera estrella Michelin en el año 2000 con el restaurante Tragabuches, ubicado en Ronda, y en el que desarrolló "una cocina llena de intención, juventud y color". En 2010, con el restaurante Calima, ya en Marbella, obtuvo la segunda distinción y se convirtió en el primer chef con dos estrellas de Andalucía. En el año 2013 viajó a Nueva York, y un año después abrió su restaurante gastronómico Dani García Restaurante y BIBO Andalusian Brasserie & Tapas. En 2016 trajo consigo la expansión de su concepto más informal con la apertura de BIBO Madrid y en julio de 2017 puso en marcha en Marbella Lobito de Mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook