19 de enero de 2020
19.01.2020
Medio ambiente

Voluntarios reforestan la zona afectada por el incendio de 2012

Integrantes de La Marbella Canina siembran 3.000 semillas de coscojas y alcornoques y se suman a las labores de plantación que realizaron otros dos colectivos a finales del pasado año

19.01.2020 | 05:00
Voluntarios de La Marbella Canina que participaron en los trabajos de reforestación.

Cerca de 20 voluntarios del colectivo social La Marbella Canina han plantado unas 3.000 semillas, principalmente de coscojas y alcornoques, para reforestar parte de la zona del municipio afectada por el incendio que arrasó a diferentes términos municipales en la Costa del Sol en el verano de 2012.

La siembra de las semillas se realizó en unas cinco horas tras un proceso para seleccionarlas. Después de recogerlas en zonas de Las Chapas, los voluntarios tuvieron que someter las semillas a un proceso de criba para separar aquellas con más probabilidades de desarrollo.

Las semillas se enterraron en los alrededores del arroyo Santillana, en zonas de difícil acceso, ensombrecidas o protegidas para evitar que sean el alimento de los animales salvajes. «Ahora pueden ser el alimento de los jabalíes. Y cuando empiezan a brotar, se las pueden come los roedores o los conejos de la zona. Hay que proteger la semilla para que el brote tierno no se lo coman los depredadores», explica el presidente de la Marbella Canina, Sergio Moya.

A pesar de todas las cautelas, sólo el 20 por ciento de las semillas brotará. «El brote sale en un año. A partir de ahí, la plantación es segura. Durante ese año no se realiza ninguna labor de mantenimiento porque buscamos que se desarrollen las semillas que realmente van a soportar. El hecho de mimar a la semilla genera una dependencia que luego puede dificultar que salgan adelante», señala el presidente del colectivo.

La iniciativa de La Marbella Canina se suma a la labor que a finales del pasado año realizaron otros dos colectivos sociales del municipio con la plantación de cerca de 7.000 semillas y se integra en la campaña de ámbito nacional La Gran Bellotada para reforestar diferentes zonas verdes del país.

El incendio que afectó a diferentes localidades de la Costa del Sol calcinó una extensión de cerca de 8.225 hectáreas de superficie.

El fuego comenzó el 30 de agosto de 2012 en la zona de Barranco Blanco, en Coín, debido a la quema de resto de una poda de jardinería y afectó también a Mijas, Marbella, Alhaurín El Grande, Ojén y Monda. El incendio se cobró la vida de dos personas y dejó cerca de 55 perjudicados.

Los peritos encargados de elaborar las valoraciones de daños sobre el incendio estimaron en cerca de 40 millones de euros los perjuicios ocasionados por el siniestro en las diferentes localidades, tanto por daños y gastos de particulares como de instituciones.

Los daños y gastos ocasionados a particulares y sociedades, como cotos de caza, ascendieron a 19,4 millones, de los que 7,1 millones fueron en Marbella, otro tanto en Mijas y 4,5 millones en Ojén.

Los daños y gastos por parte de las instituciones se estimaron en cerca de 20 millones de euros, de los que unos cuatro millones de euros correspondió al Ayuntamiento de Mijas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook