15 de abril de 2020
15.04.2020
La Opinión de Málaga
Pesca

Los barcos de cerco se suman a la actividad pesquera de Marbella

Son ocho embarcaciones amarradas en puerto desde el 1 de marzo para facilitar la regeneración de las especies

15.04.2020 | 05:00
Un barco pesquero de cerco, de regreso al puerto de Marbella.

Los barcos de cerco de la flota pesquera de Marbella se han sumado a las labores de faena que, para proveer de alimentos a los vecinos del municipio, desarrollan los profesionales del sector desde el inicio del estado de emergencia decretado por el Gobierno central para tratar de contener la expansión del coronavirus.

Son ocho embarcaciones que permanecían atracadas en puerto desde el 1 de marzo con motivo de la parada biológica para facilitar la regeneración de las especies y la sostenibilidad marina.

«En estos momentos difíciles, los vecinos de Marbella pueden seguir confiando en consumir pescado fresco de la lonja de la ciudad, apostando por una alimentación saludable y apoyando al sector pesquero y a las pescaderías locales de los mercados municipales y de los barrios, muchos de los cuales ofrecen la posibilidad de servir la compra a domicilio», señaló ayer el presidente de la Cofradía de Pescadores de Marbella, Manuel Haro.


Seguirán faenando


El sector mantiene la actividad pesquera a pesar de las dificultades que, señala, sufre desde el inicio de la crisis sanitaria y que llevó a los pescadores a pedir a finales de marzo a la Administración que interviniera para garantizar unos precios mínimos por las capturas y poder así seguir faenando.

El sector ha denunciado que, desde el inicio de la crisis sanitaria, los precios en lonja de algunas especies han caído un 60 por ciento o que un kilogramo de salmones se vende a dos euros en lonja y a más de 16 en las grandes superficies.

Haro advirtió entonces que algunas embarcaciones barajaban la posibilidad de dejar de faenar.

«Una caída de precios del 60 por ciento nos pone entre la espada y la pared. Con todas las dificultades, nosotros seguimos pescando y las pescaderías locales, vendiendo para garantizar a los vecinos de Marbella pescado fresco», señaló ayer el presidente de la cofradía.

«En la actual crisis, tras el cierre de restaurantes y hoteles, la situación para la flota pesquera tradicional es crítica. Seguimos pidiendo a las administraciones más implicación y medidas de apoyo», agregó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook