03 de junio de 2020
03.06.2020
La Opinión de Málaga
Informe de Panorama Properties

Las ventas de viviendas en Marbella y su entorno caerán un 30% pero se confía en una "pronta" recuperación

Las compras de extranjeros, que sostienen el segmento de lujo, no se estabilizarán hasta 2021 o 2022 - Los precios de salida podrían ajustarse entre un 5% y un 10%, según la zona - Destacan que la Costa del Sol es un destino "sólido y seguro"

03.06.2020 | 13:00
Una vista aérea de Marbella.

El volumen de ventas de viviendas en Marbella y su entorno de Estepona y Benahavís, uno de los epicentros del mercado inmobiliario de Málaga, sufrirá un descenso de entre el 25% y 30% este año, acercándose a los niveles de 2012-2013 (el peor momento de la crisis económica a nivel nacional), debido sobre todo a que el 80% de su significativo segmento de lujo (de casas de más de 750.000 euros) está compuesto por extranjeros del Reino Unido y del norte de Europa.

Así se recoge en un informe publicado este miércoles por Panorama Properties, la agencia inmobiliaria más antigua de Marbella con 50 años de experiencia en la ciudad que, no obstante, se muestra "optimista" de cara a una reactivación en 2021 o 2022 siempre que no hay nuevas olas de contagio y contando con una posible vacuna o tratamiento efectivo en ese plazo. El estudio señala además que los comportamientos observados estas semanas previas subrayan "la confianza en la Costa del Sol como un destino sólido y, sobre todo, seguro".

El director general de Panorama Properties, Christopher Clover, señala en el informe "Compra y venta de propiedades durante la crisis del coronavirus: una perspectiva de mercado" que el confinamiento provocado por la crisis sanitaria del coronavirus ha ralentizado el mercado inmobiliario, pero el número de consultas y de actividad, junto con otros datos del sector, permiten aventurar "una pronta recuperación para dentro de un año o dos".

Sin embargo, reconoce que, con tan pocas ventas realizadas durante el confinamiento y "lo poco que sabemos aún acerca de la desescalada y el retorno de extranjeros a España", el volumen anual de ventas en esta zona "se verá con toda seguridad gravemente afectado este año".

Clover destaca, eso sí, que el nivel de consultas de clientes potenciales apenas cayó un 2% en el mes de mayo respecto al año pasado, y asegura que "hay una gran motivación que no habíamos observado antes, como resultado directo del confinamiento". Tras semanas de confinamiento, se muestran ahora un mayor interés por viviendas con jardín, piscinas y grandes terrazas. Según este experto, las segundas residencias se convierten con el paso de los años en primeras residencias, "y esta tendencia se va a ver acelerada con el incremento del teletrabajo".

El responsable de Panorama Properties afirma que muchos turistas, clientes potenciales y propietarios de Europa, Oriente Medio y Europa del Este, así como también de varios propietarios de la Costa, ya han hecho otros planes para sus vacaciones de verano debido que en abril el Gobierno anunció la posibilidad de que las fronteras españolas permanecieran cerradas (y aunque luego dijera que el turismo extranjero sí podrá venir a partir del 1 de julio). Por ello, estima que el mercado inmobiliario extranjero retornará de forma gradual en los próximos meses y que la recuperación se producirá en 2021.

El mercado de compradores locales de Marbella y el del resto de España sí estará mucho más presentes en los próximos meses. Marbella tiene ua población censada de 150.000 habitantes, a lo que deben sumarse al menos otros 100.000 habitantes para contabilizar los residentes "flotantes" o los no censados pero que viven en la ciudad en los meses de otoño e invierno.

Como dato positivo, se subraya que, a diferencia de lo que ocurrió en 2008 con el estallido de la crisis económica, el mercado inmobiliario no ha permanecido completamente parado con el coronavirus y se han realizado numerosas consultas, operaciones de compraventa. "Por primera vez en la historia de Marbella se han cerrado operaciones mediante visitas virtuales. Así, las perspectivas de futuro son optimistas respecto a lo que queda de año y sobre todo para 2021, a medida que el turismo internacional vaya regresando de manera gradual. Hay una confianza absoluta en que volveremos a tener un mercado inmobiliario saludable a medio plazo", detalla.

Según Clover, el sector inmobiliario ha vivido una "actividad frenética" desde que se pudo retomar la visita de viviendas de forma presencial. "Se mantiene además una demanda acumulada de clientes que esperan a que se levanten las restricciones europeas de movilidad para poder visitar propiedades y formalizar las operaciones de compraventa", añade.

El informe subraya que durante el confinamiento esas operaciones simplemente quedaron en suspenso, sin que apenas se hayan producido cancelaciones de operaciones o pérdidas de depósito. Para Panorama Properties, esto refleja la confianza en la marca "Marbella" como destino de segundas residencias de lujo y estilo de vida. Clover insiste en que el mercado recobrará en poco tiempo (uno o dos años) los niveles previos al confinamiento por la pandemia. "Es poco probable que nos enfrentemos al mismo escenario de la última crisis, cuando el mercado tardó cuatro años en tocar fondo", opina. No obstante, reconoce que todo dependerá de la evolución de la la economía, ya que esta situación sanitaria ha provocado "una inestabilidad de magnitud desconocida".

Respecto a los precios, un tercio de las propiedades en venta que gestiona esta agencia han sido ajustados "a un nivel más realista al mercado de hoy". En general, su responsable estima que los precios reales de venta descenderán entre un 5% a un 10% en la zona de Marbella, quizá algo menos en las zonas prime o ultra-prime y algo más en las zonas menos cotizadas.

"Es factible que los propietarios con un elevado interés en vender durante el próximo año tengan que ajustar sus precios de salida. Asímismo, también es factible que algunas propiedades no requieran ningún tipo de ajuste para lograr su venta", explica.

Y es que, por las propias características del mercado marbellí (centrado en el lujo y con propietarios acomodados y sin urgencia de venta), "los compradores potenciales deben estar preparados para ver a muchos vendedores rechazar ofertas a la baja". A su juicio, también se dará el caso de propietarios que prefieran aguardar mejores tiempos alquilando sus propiedades por larga temporada hasta que se recupere el mercado de la venta.

El estudio señala que esta tendencia de estabilidad de precios se observa también en la obra nueva por la "sólida posición financiera" de los promotores. De esta forma, las "oportunidades" se encontrarán sólo en los en puntos de la Costa del Sol donde la oferta supera la demanda, caso de algunos proyectos en Estepona. Clover explica además que, con menos potenciales clientes en la zona, las ventas se ralentizarán.

Panorama Properties remarca varios factores que diferencian la crisis provocada por el Covid-19 de la que se vivió a partir de 2008, y que tuvo un origen financieroo. Por ejemplo, afirma que "los bancos parecen tener una posición relativamente sólida, así también los promotores inmobiliarios en su casi totalidad". El mercado inmobiliario, además, "está muy lejos de sobrecalentarse, como ocurrió durante los años anteriores a 2008". En el caso de Marbella se recuerda además que los precios no han alcanzado todavía los máximos que se lograron en esa etapa previa a la recesión de 2008, excepto para las propiedades del segmento prime y ultra prime.

Para Clover, las razones que llevan a los compradores a buscar una propiedad en Marbella siguen vigentes: el clima y la calidad de vida, las buenas conexiones de transporte con el resto del mundo y la "excelente cobertura sanitaria" de la Costa del Sol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook