El PSOE lamenta el abandono del proyecto de ampliación del puerto de la Bajadilla y critica que esta actuación esté «encerrada en un cajón». Así lo explicaron ayer el parlamentario andaluz Francisco Conejo y el presidente socialista malagueño, José Bernal, que lamentaron el año y medio desaprovechado por los populares para reactivar las obras.

«Esto es un reflejo de las políticas de abandono del Partido Popular», comentó Bernal, que reprochó a la alcaldesa la gestión de estas obras desde que anunciara el proyecto como uno de las actuaciones principales de su mandato: «Ni concepción, ni ejecución propia, ni nuevo concurso, ni ponerse a trabajar en algo que significaría para Marbella un polo de desarrollo, un punto de atracción y un lugar de generación de empleo adaptado a la oferta de la ciudad», argumentó.

Por su parte, el parlamentario andaluz Francisco Conejo puso de manifiesto la falta de actuación de los populares en el año y medio de legislatura con respecto al proyecto del puerto. Según Conejo, la última información por parte de la Junta de Andalucía es que el proyecto está pendiente de conocer si la propuesta de la UTE Marina Internacional, empresa que quedó segunda en la licitación del proyecto, cumple con el impacto medioambiental. «A día de hoy no sabemos si la ampliación del puerto se puede lleva a cabo con esta UTE o hay que iniciar un nuevo concurso». Los socialistas apuestan por una gestión propia para esta ampliación.

Conejo aseguró que un proyecto como este beneficia a la ciudad, sobre todo en la situación actual en la que se encuentra el país, puesto que serviría para «dinamizar y estimular» la economía local y de la Costal del Sol. Por ello, lamentó la inactividad de la Junta y del Ayuntamiento.

Por ello, los socialistas van a presentar en el Parlamento andaluz una batería de propuestas para que se agilicen todos los trámites para conocer si el proyecto es viable y que se ponga en marcha dicha propuesta o bien una nueva licitación.

Además, el PSOE solicitará a la Junta de Andalucía, como gestora, y al Ayuntamiento, como responsable de la seguridad, que se acabe con el vandalismo que se está desarrollando en la zona y que se tomen medidas de limpieza «que brillan por su ausencia».