29 de septiembre de 2020
29.09.2020
La Opinión de Málaga
Homenaje

Marbella llora la muerte de Manuel Haro

Amigos y políticos recuerdan a uno de los vecinos más queridos del municipio por una vida entregada al mar y a la ciudad

29.09.2020 | 05:00
Manuel Haro ante el retablo de la Virgen del Carmen de la iglesia de la Encarnación.

La ciudad despide a Manuel Haro, 'El Mojao', que como hermano mayor de la Hermandad de la Virgen del Carmen logró que fuera nombrada Patrona de Marbella y recuperó la tradición perdida del Rosario de la Aurora. Hijo de una familia de tradición marinera, regentó durante cerca de 60 años uno de los chiringuitos más conocidos del municipio.

Marbella dio su último adiós ayer por la tarde en la iglesia de la Encarnación a Manuel Haro, quien entregó gran parte de sus 78 años al mar y a la ciudad de Marbella. Casi 25 años lo hizo al frente de la Cofradía de Pescadores y durante 15, como hermano mayor de la Hermandad de la Virgen del Carmen, dos colectivos en los que dejó su impronta.

Hijo de familia marenga, Manuel Haro recuperó la tradición perdida del Rosario de la Aurora, logró que la Virgen del Carmen fuera proclamada Patrona de Marbella, restauró su retablo en la iglesia de La Encarnación y, en el momento de su fallecimiento, el domingo por la tarde, gestionaba los trámites para obtener su coronación canónica.

Además, durante más de 60 años, El Mojao, apodo por el que se le conocía en el mundo de la pesca, regentó uno de los chiringuitos más conocidos de Marbella.

«En el mundo de la pesca hizo de todo, desde pescar hasta remendar redes. Manolo era una persona muy cercana, muy entrañable. Siempre estaba dispuesto a colaborar en todo lo que se le pedía. Era un buen hombre», recuerda el escritor y conocedor de la historia de Marbella, Francisco Moyano, que conocía a Haro desde hacía unos 30 años.

El hermano de los Romeros de San Bernabé Francisco Claro recuerda a Haro, tras más de 30 años de amistad, como «un grandísimo cofrade, muy buena persona y un buen hombre. Amaba a la Virgen del Carmen y a Marbella. Luchó durante muchos años para que la Virgen fuera la Patrona y se ha ido sin poderla ver coronada, que era otro de sus retos. Los días de la festividad de la Virgen del Carmen, ponía su barco a disposición de todo el mundo», agrega.

El periodista y cofrade José Antonio Gómez recuerda los dos años en los que Karina siguió a la Virgen del Carmen desde el barco de Haro tras una promesa que la cantante hizo a la Virgen; o el día en el que, en su último año como hermano mayor, Manolo Escobar le saludó y cantó en directo en un programa de televisión. «Fue un momento álgido y bonito. Ese día se le saltaron las lágrimas. Fue una sorpresa de Manolo a Manolo», señala.

Por su parte, el hermano mayor de la Cofradía del Nazareno, Juan Pedro Pérez Duarte, le recuerda «como una buena persona, humilde y afable en el trato. Siempre fue un luchador con su trabajo, en la mar y en la Cofradía de Pescadores. Ha sido muy entrañable conmigo. Con él se podía mantener cualquier tipo de conversación porque era una persona cercana y accesible. Y siempre estaba dispuesto a ayudar», apunta.

En el ámbito de la política también se sucedieron las reacciones al fallecimiento de El Mojao.

El Ayuntamiento decretó luto oficial en la jornada de ayer por el fallecimiento de Haro y la alcaldesa, Ángeles Muñoz, calificó de «triste noticia» su desaparición. «Era una persona muy querida en la ciudad», agregó.

El portavoz socialista y exalcalde de Marbella, José Bernal, destacó, a través de su perfil en las redes sociales, que «la vida entera de Manolo Haro unido a Marbella y a la mar. No olvidaremos tu cariño ni tu gentileza. Eternamente agradecido por todo, Manolo», agregó.

La concejala de Ciudadanos, María García, también a través de las redes sociales, lamentó el fallecimiento de Haro, del que destacó sus más de 15 años al frente de la Hermandad de la Virgen del Carmen. «Se nos va un marbellero de pro, con toda una vida dedicada al mar», apuntó. Descanse en paz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook