01 de octubre de 2020
01.10.2020
La Opinión de Málaga
Movilidad

El PP prorroga el transporte gratuito en Marbella hasta 2023, año electoral

El Ayuntamiento de Marbella ha entregado, en año y medio desde la puesta en marcha de la iniciativa, cerca de 64.000 tarjetas de movilidad entre las 150.000 personas empadronadas en el municipio

01.10.2020 | 05:00
Vecinos esperan el autobús en una de las paradas del centro urbano de Marbella.

El 42 por ciento de los vecinos empadronados en el municipio dispone del abono municipal para utilizar de forma gratuita el servicio de transporte urbano tras un año y medio de funcionamiento de la iniciativa, según datos del Ayuntamiento.

El Consistorio había emitido hasta ayer 64.085 tarjetas municipales de Movilidad –10.426 para personas mayores– según indicó la alcaldesa, Ángeles Muñoz, entre los más de 150.000 vecinos censados en el municipio que tienen derecho a solicitar el abono.

Unos 3,8 millones de viajeros utilizaron el transporte urbano desde la puesta en marcha del abono, el 1 de mayo de 2019, hasta el pasado abril, lo que supuso un incremento del 67 por ciento respecto al año anterior, añadió la regidora. De ellos, el 72 por ciento de los usuarios viajó de forma gratuita, lo que equivale a 2,7 millones de pasajeros al año.

Muñoz anunció también que el sistema de viajes gratuitos para los vecinos censados, que entró en funcionamiento semanas antes de las elecciones municipales de 2019, se prorrogará hasta 2023, año electoral.

La regidora avanzó que el Gobierno local incluirá una partida de seis millones de euros en los presupuestos municipales de 2021 para mantener la gratuidad del transporte urbano a los empadronados, lo que supondrá un incremento en más de 1,3 millones de euros respecto a este ejercicio.

Parte de la inversión para el próximo ejercicio se destinará a costear el aumento de frecuencias y la creación de las nuevas líneas.

«Seguiremos apostando por una medida que supone un ahorro directo para el bolsillo de los ciudadanos. Nuestro compromiso es seguir trabajando por un servicio de calidad y sostenible acorde con las necesidades de nuestra ciudad», explicó.

Según apuntó, «de manera pionera, entendimos que debíamos apostar por dar un salto cualitativo y cuantitativo en el transporte urbano».


Mejoras


La Delegación de Transportes diseña un sistema informático que evite que, para renovar los tarjetas de movilidad, los titulares tengan que realizar los trámites de manera presencial, a lo que se sumará la puesta en marcha de una app para poder alojar la identificación en el teléfono móvil.

Además, el equipo de gobierno modificará la ordenanza municipal del transporte público para introducir algunas novedades relativas a la crisis sanitaria, como la obligatoriedad de cumplir con las medidas higiénico-sanitaria; o aspectos como la autorización de la presencia de perros de acompañamiento a víctimas de la violencia de género; el régimen sancionador por un uso fraudulento de la tarjeta; o el establecimiento de un coste simbólico por la reposición en caso de deterioro o pérdida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook