05 de octubre de 2020
05.10.2020
La Opinión de Málaga
Medio ambiente

Denuncian la destrucción del bosque de ribera del río Guadaiza

Ecologistas en Acción e Impulsa Ciudad aseguran que el Ayuntamiento de Marbella ha eliminado vegetación propia del cauce del arroyo de San Pedro, zona de especial protección por parte de la UE

05.10.2020 | 05:00
Un tramo de la ribera del río Guadaiza y el puente en la parte baja del cauce tras las actuaciones.

Ecologistas en Acción y el colectivo social Impulsa Ciudad han denunciado la destrucción del bosque de ribera del río Guadaiza, un área catalogada como Zona de Especial Conservación y de protección por parte de la U.E por su patrimonio natural y su valor ecológico, durante unas labores de limpieza del Ayuntamiento.

Los colectivos aseguran que el Consistorio ha utilizado maquinaria pesada que ha allanado y homogeneizado el cauce del río que discurre por San Pedro y ha eliminado la vegetación de ribera, entre ella ejemplares de un tipo de sauce poco frecuente en España.

«No se ha respetado ninguna especie de vegetación de ribera, tales como la sabina, el taraje, los sauces o los juncos», señala Ecologistas en Acción, que asegura que parte de las labores de limpieza se realizaron sin supervisión.

Impulsa Ciudad, colectivo que logró reunir los apoyos necesarios para concurrir a las elecciones municipales de 2019, señala que la limpieza del cauce, que cuenta con el permiso de la Junta de Andalucía, debería haber sido selectiva para mantener las especies autóctonas y retirar las especies exóticas y la basura.

«La limpieza ha arrasado con la flora y fauna del río en su cauce bajo. Curiosamente ha dejado especies invasoras y la basura, que son los que obstaculizan el paso del agua en caso de riada. Los ríos no son meras corrientes de agua sin interés», señala el colectivo.

«Una limpieza de ríos con criterio medioambiental debe eliminar basuras, objetos y especies invasoras, pero no debe eliminar, como ha sido el caso, los higrófitos, plantas y árboles de ribera propios de estos ecosistemas, que además protegen los márgenes en las avenidas», agrega.

El catedrático de Geografía Física en la Universidad de Granada, el sampedreño José Gómez, califica de «delito ambiental» las actuaciones que realiza el Consistorio en el cauce ya que «se está destruyendo un bosque de ribera protegido por la legislación europea. Han metido una máquina y han arrasado con todo. El operario de la máquina no tenía ningún tipo de supervisión por parte de algún técnico municipal o de la Junta que le indicara qué especies había que dejar», explica.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, asegura que el Gobierno local limpia los cauces de ríos y arroyos para evitar inundaciones y daños materiales en caso de avenidas de agua y que las actuaciones se realizan con el «compromiso de proteger los espacios naturales y la seguridad de los vecinos».

Destaca que las labores se «intensifican» en el entorno de un puente ubicado en el cauce bajo del río para evitar la acumulación de plantas. «A partir de ahí, se van manteniendo todos los taludes con el objetivo claro de que el río cumpla su función y pueda desaguar adecuadamente si se producen lluvias fuertes, evitando el riesgo de inundación», agrega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook