08 de noviembre de 2020
08.11.2020
La Opinión de Málaga
Oposición

IU y Podemos critican la falta de inversiones de la Junta en la sanidad local

Reclaman la ampliación del Hospital Comarcal y mejoras en los centros de salud del municipio

08.11.2020 | 05:00
Acceso al centro de salud de Las Albarizas, en Marbella.

La portavoz del Consejo Local de Izquierda Unida, Victoria Morales, critica los «reiterados incumplimientos» de, según ella, la Junta de Andalucía para financiar las mejoras sanitarias pendientes y entre las que destaca la ampliación del Hospital Costa del Sol, que acumula diez años de demora; y las mejoras en el centro de salud de las Albarizas y los consultorios de Las Chapas, Nueva Andalucía o el anunciado en la avenida Ricardo Soriano, en el núcleo urbano de Marbella.

«Capítulo aparte merece el centro de salud de San Pedro, cuyas obras han estado paralizadas ocho meses, algo muy grave ya que hubiera sido clave para mejorar la atención primaria en San Pedro, que está colapsada como ya denunciaron los profesionales sanitarios en septiembre», apunta Morales, exdelegada de Derechos Sociales desde 2015 a 2017.

La portavoz de IU asegura que «los 8.000 rastreadores que prometió el PP no llegan ni a 400 mientras que lo que está preparando el gobierno del PP es un recorte salarial de los sanitarios de la Agencia Costa del Sol en plena segunda ola, tal y como ha denunciado CCOO». «Es una absoluta vergüenza que se inauguren estatuas en homenaje al personal sanitario delante de las cámaras y a la espalda se le recorten salarios y derechos», agrega.

Por su parte, el portavoz del Círculo de Podemos, Estanislao Ron Pérez, señala que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, «supedita la salud de los andaluces al interés económico». «No se trata exclusivamente de restricciones de movilidad; se trata también de proteger la atención primaria. Hace falta más rastreadores y más pruebas. Y los presupuestos que ha elaborado la Junta no cuentan con una inversión estructural para sostener la sanidad pública», agrega.

Ron Pérez asegura que «si a la sanidad pública ya le faltaba poco oxígeno, con la pandemia van a terminar de colapsarla». «Quien tenga margen para costearse, se va a ver forzado a pasarse a la atención privada. Con ello refuerzan que lo privado funciona mejor que lo público», añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook