20 de noviembre de 2020
20.11.2020
La Opinión de Málaga
Crisis

Comerciantes critican al PP por su "pasividad" ante la crisis del Covid

"La situación no se resolverá colocando carteles de publicidad en las marquesinas", lamentan

19.11.2020 | 21:11
Tres comerciantes de Marbella con carteles de protesta ante un establecimiento cerrado.

Comerciantes de Marbella criticaron ayer la «pasividad» con la que, según ellos, el equipo de gobierno afronta la crisis económica que está dejando la pandemia del coronavirus en el municipio.

Los comerciantes, en su mayor parte pequeños y medianos empresarios con negocios en el Casco Antiguo y el centro urbano de Marbella, aseguraron que el Gobierno local «sigue sin dar señales de vida» para apoyar a los sectores comercial y hostelero, por lo que se sienten «completamente desprotegidos» ante el impacto de la crisis.

«La Delegación de Comercio cree que la mejor manera de proteger al eslabón más débil del tejido empresarial es colocar unos carteles publicitarios en las paradas de autobús», señaló Pablo Domínguez, uno de los portavoces de la plataforma Comerciantes de Marbella que, indica, reúne a cerca de 250 establecimientos del municipio.

«Hay comerciantes que llevan más de 30 años cotizando y pagando impuestos y jamás han recibido ni solicitado una ayuda. Pero nos encontramos ante una situación excepcional que requiere medidas extraordinarias. Necesitamos ayuda y ahora, no en unos meses», agregó.

El portavoz del colectivo indicó que el Gobierno local carece de «voluntad» para aprobar medidas con las que auxiliar a las pymes.

Aseguró que el Ayuntamiento dispone de mecanismos legales para modificar el presupuesto municipal, que ronda los 300 millones de euros, y tramitar ayudas, y que pasan por aprobaciones en el pleno y por el interventor del Consistorio. «Urge que se pongan en marcha de inmediato. Las circunstancias de la crisis no se pudieron prever en el momento de la aprobación de los presupuestos, pero se pudo y debió rectificar hace muchos meses», señaló.

Aseguró que, tras ocho meses desde la irrupción de la pandemia, el tejido empresarial «está gravemente herido y se está dejando morir. ¿Por qué no se hace una ampliación de crédito o un incremento del presupuesto? El Ayuntamiento debería estar preocupado en la búsqueda de una solución. Pero está pasivo y las soluciones las tenemos que dar nosotros. Nuestra situación no se resolverá imprimiendo unos carteles», añadió Pablo Domínguez, quien destacó que los ayuntamientos de Málaga, Mijas, Fuengirola o Benalmádena han aprobado ayudas directas para el comercio.

El colectivo tiene previsto organizar hoy la segunda protesta en tres semanas para reclamar la aprobación de ayudas urgentes. Será una caravana de vehículos que transitará desde el bulevar Pablo Ráez hasta Puerto Banús y regresará luego hasta el Arco de Marbella.

La plataforma aseguró ayer que más de 60 coches ya se habían registrado para participar en esta movilización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook