El Ayuntamiento de Marbella ha renovado el asfalto en más de 48.000 metros cuadrados de pavimento en el municipio durante 2020.

Entre las actuaciones más destacadas de una medida encaminada a mejorar el estado de las calzadas e incrementar la seguridad vial se encuentran las ejecutadas en la travesía Huerta de los Cristales, las calles Serenata y Pedro Artola o la pavimentación de una parcela ubicada en Las Albarizas para destinarla a aparcamientos de vehículos.

Junto a los trabajos se asfaltado también se realizaron actuaciones para renovar la señalización horizontal de las vías.

«Estos planes de obras persiguen el triple objetivo de potenciar las infraestructuras de la ciudad, mejorar la calidad de vida de los vecinos y contribuir a la reactivación económica» contra la crisis que ha originado la pandemia del coronavirus, señala el delegado de Obras, Diego López.

«El mantenimiento de las vías es uno de los ámbitos más discretos de la gestión local, pero es la base que hace posible otras iniciativas más ambiciosas y repercute directamente en el día a día de los vecinos. La adecuación de estas conexiones no sólo supone una mejora en la eficiencia del tráfico rodado; también es una apuesta para revitalizar las áreas en las que se ejecutan estas obras», agrega.

Una de las últimas obras de mayor envergadura para mejorar los viales del pasado ejercicio fue la construcción de una rotonda y la ampliación de otra en Las Lomas de Puente Romano; y las labores de drenaje y ornamentación de los accesos a la zona, ubicada en la Milla de Oro y en la que habitan cerca de 4.000 personas. El presupuesto de la actuación rondó los 230.000 euros.

La construcción de la rotonda, con forma elíptica, permite hacer más seguros los cruces en una zona en la que confluyen un acceso de la autovía A-7 con la carretera que conecta el núcleo urbano de Marbella con el distrito de Nueva Andalucía, mientras que la renovación de los viales servirá para evitar la formación de balsas de agua.

«Las actuaciones pretenden resaltar la visibilidad en las rotondas, que se decoran con especies vegetales e iluminación artificial, convirtiéndolas en un elemento de embellecimiento adicional de la vía», señala la alcaldesa, Ángeles Muñoz.

A mediados de diciembre, la Tenencia de Alcaldía de San Pedro acondicionó el vial del acceso que conecta la zona residencial de Guadalmina Alta con la autovía.

Los trabajos sirvieron también para adoquinar acerados y reubicar 17 pasos de peatones para mejorar la movilidad.

Con las actuaciones se asfaltaron 1.200 metros cuadrados de superficie en los que se utilizaron 2.600 toneladas de material.