Unos 80 empleados de centros educativos de Marbella, entre conserjes, operarios de desinfección y personal de cocina, se han realizado las pruebas de anticuerpos para la detección del coronavirus ante el reinicio del curso escolar.

Del proceso de detección del Covid-19, que se ha realizado en el Palacio de Ferias y Congresos Adolfo Suárez, han sido excluidas las limpiadoras que realizan su trabajo en el turno de tarde ya que «no es necesario, como establece el protocolo», señala la alcaldesa, Ángeles Muñoz.

Las pruebas se realizaron después de que la Junta de Andalucía sometiera al mismo proceso al personal docente de los centros educativos del municipio. Los test se practicaron en dependencias cedidas por el Ayuntamiento.

«Desde el Ayuntamiento queremos insistir en la responsabilidad individual de cada persona para frenar el virus porque no podemos permitir que estas fiestas supongan un repunte en el número de contagiados», agrega la regidora.

Por otra parte, la Junta tiene previsto iniciar mañana la campaña de vacunación frente al coronavirus en las residencias de mayores del municipio.

Los primeros centros que visitarán los sanitarios del Gobierno regional serán El Carmen y Senior, que, entre ambos, cuentan con cerca de 120 usuarios.

«Confiamos en que la campaña se lleve a cabo de manera paulatina y progresiva. En este sentido, ya nos hemos puesto en contacto con la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía para poner a disposición nuestras infraestructuras», señala Muñoz.