El Ayuntamiento de Marbella confía en culminar en los próximos meses la renovación de la flota de autobuses que presta el servicio de transporte escolar con la adquisición de seis vehículos para que entren en funcionamiento en el inicio del próximo curso académico.

La intención de la Delegación de Transporte es licitar la adquisición de tres vehículos durante el primer trimestre del año y, posteriormente, hacer otro tanto con otros tres. Los vehículos se sumarán a otros tres que el Consistorio adquirió durante el año pasado y que ya se encuentran en funcionamiento.

La licitación de los tres primeros vehículos, cuya inversión rondará los 630.000 euros, se financiará con fondos municipales. La adquisición del resto de unidades costará unos 750.000 euros y se realizará con fondos que el Ayuntamiento confía en recibir de la Unión Europea.

Los seis autobuses, que serán híbridos y de bajas emisiones de humo a la atmósfera, serán nuevos y la adjudicataria contará con cuatro meses para crearlos y entregarlos al Ayuntamiento, según señaló ayer el delegado de Transporte, Enrique Rodríguez.

Los tres autobuses que el Ayuntamiento adquirió el pasado año fueron de segunda mano, lo que desató la polémica entre el equipo de gobierno, del PP, y el PSOE, el principal partido de la oposición.

El edil socialista Manuel Morales tachó de «indecente» que el Gobierno local adquiriera vehículos de segunda mano para el traslado de los menores y calificó de «escandaloso el desprecio» de la alcaldesa, Ángeles Muñoz, hacia la seguridad de los estudiantes. «¿Cuántos kilómetros pueden tener los autocares que se quieren comprar? En la documentación no aparece una cifra máxima y sólo se requiere que hayan pasado la ITV», agregó entonces el edil.

El concejal del ramo aseguró que «la seguridad y el buen servicio» estaban garantizados ya que, apuntó, en el expediente se incluía una prueba de conducción por parte del personal municipal. En el pliego de la adquisición de aquellos vehículos, según el edil, se valoró también de forma positiva a los autobuses con menos de diez años de servicio.

El transporte escolar y universitario presta servicio a cerca de 530 usuarios de 24 centros educativos distribuidos por el municipio a través de 37 rutas.

La irrupción de la pandemia del coronavirus ha obligado a la Delegación de Transportes a modificar parte de los itinerarios.

El Covid obligó también a suspender parte del servicio y a iniciar, desde del Ayuntamiento, la devolución de las tasas abonadas por los usuarios.