El PSOE advirtió ayer de los problemas higiénicos que la presencia de mascotas ocasiona en las pistas de petanca del parque Manuel de Falla, en el centro urbano de Marbella, un recinto frecuentado por personas mayores de la zona.

Los concejales Blanca Fernández y Antonio Párraga denunciaron que algunas mascotas utilizan las pistas para realizar sus deposiciones ante la ausencia de controles por parte del Ayuntamiento, lo que, señalaron, puede conllevar problemas sanitarios para los aficionados a la petanca.

«Se trata de un verdadero problema higiénico y sanitario, ya que allí juegan a la petanca personas mayores y, a veces, también niños», señaló Fernández.

Los ediles aseguraron que el parque cuenta con dos carteles en los que se informa de la prohibición de acceder con perros, aunque la norma «ni se respeta ni se controla».

«A determinadas horas del día, llevan los perros al parque, donde juegan y realizan sus necesidades y, como es sabido, algunas personas recogen las deposiciones y otras no», apuntó la concejala.

Los ediles solicitaron al equipo de gobierno más controles para impedir el acceso de las mascotas o que instale un pipican y papeleras con dispensadores de bolsas para excrementos de perros.

Los concejales aseguraron también que los espacios que circundan las pistas de petanca están «llenos de tierra, hierbas y basuras, lo que ahonda en la sensación de dejadez y abandono, que es lo que sienten los vecinos». «En algunas pistas de petanca hay excrementos y maleza», agregaron.