Los padres y madres del Instituto de Enseñanza Secundaria Guadalpín, que acoge a cerca de 1.250 alumnos, denunciaron ayer la falta de funcionarios habilitados en Secretaría desde hace un año.

Desde el pasado febrero, el director del centro y los miembros del equipo directivo han tenido que asumir las funciones administrativas ante la falta de personal cualificado de administración y servicios, según el Ampa La Concha.

Desde entonces, ellos han tenido que hacer frente al proceso de escolarización y matriculación de los alumnos, emitir certificados, tramitar becas o establecer convenios de Erasmus. Todo ello, con la complejidad añadida de la pandemia del coronavirus en España.

La asunción de estas funciones por personal no cualificado «afecta de forma considerable al buen funcionamiento del centro y a la calidad de la enseñanza de nuestros hijos», señala el presidente del Ampa y antiguo alumno del instituto, Antonio Guerrero. «Las tareas restan al equipo directivo tiempo de su trabajo, además de que pueden cometer errores porque no es su tarea», agrega.

El instituto contaba con tres auxiliares administrativos, pero una de ellas se jubiló, otro pidió una comisión de servicios y la tercera plaza fue eliminada «de forma discrecional» por la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía, señala Guerrero. «La jubilación definitiva era algo previsible, pero aún así no se sustituyó» a la auxiliar, lamenta.

El presidente del Ampa asegura que la dirección del instituto y el colectivo han trasladado en diferentes ocasiones a la Delegación Provincial de Educación del Gobierno regional la necesidad de contar con personal preparado para desempeñar estas funciones. Sin embargo, agrega Guerrero, el Gobierno regional no ha dado «ninguna respuesta positiva».

«Ante esta situación de abandono por parte de la administración, nos vemos obligados a denunciar de forma pública una realidad que ya es insostenible y que puede derivar en problemas administrativos e incluso legales. Pese al esfuerzo del equipo directivo, pueden cometerse errores y retrasos ante tareas que no les corresponde», agrega Guerrero.

Fuentes del Gobierno regional aseguran que el servicio de Recursos Humanos de la Delegación de Educación en Málaga ha solicitado a un interino para cubrir una plaza de personal administrativo en el instituto.

La plaza, señalan las fuentes, salió a concurso público en septiembre, pero quedó desierta el 14 de diciembre. «Se espera que sea cubierta a la mayor brevedad posible», agregan.

Cerca de 250 actuaciones de conservación en colegios durante 2020

El Ayuntamiento ejecutó durante el pasado año cerca de 250 actuaciones dentro del plan municipal de conservación de colegios.

Las intervenciones se realizaron durante los periodos de vacaciones y fines de semana para evitar las molestias a los profesores y los alumnos, según el concejal de Obras, Diego López.

El plan contempla actuaciones que se ejecutan «con inmediatez», señala el delegado, con intervenciones que se realizan en un plazo inferior a las 12 horas desde que el Consistorio recibe el aviso.

El Ayuntamiento asegura que invirtió más de 80.000 euros en actuaciones de urgencia y de mejora de la seguridad de los alumnos en once colegios del municipio durante las dos primeras semanas del estado de alarma decretado por el Gobierno central para hacer frente a la pandemia del coronavirus.