Agentes de la Policía Nacional han disuelto, este fin de semana, siete fiestas no autorizadas en la localidad de Marbella. Los hechos tuvieron lugar en varios inmuebles, entre ellos un Hotel y dos locales de copas que congregaron a numerosos personas en su interior, proponiendo para sanción a más de 100 ciudadanos por incumplir las medidas sanitarias establecidas.

Los hechos se desarrollaron durante el fin de semana en la localidad Marbellí cuando agentes de la Policía Nacional desalojaron un total de sietes fiestas, no autorizadas, en las que los asistentes se hallaban incumpliendo las medidas sanitarias decretadas para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-COV-2. Las actuaciones se llevaron a cabo gracias a la colaboración ciudadana, que alertaron a los agentes a través del CIMACC-091.

Las dotaciones policiales procedieron al desalojo de los inmuebles donde se desarrollaban las reuniones, proponiendo para sanción a los asistentes que se encontraban incumpliendo el Decreto Ley 21/2020 de la consejería de Salud y Familia de la Junta de Andalucía sobre la normativa Covid-19, artículo 6-D, donde se cita textualmente “la celebración de reuniones, fiestas o cualquier otro tipo de acto esporádico o eventual, en espacios públicos o privados en los que se produzcan aglomeraciones que impidan la adopción de la medidas sanitarias de prevención y que puedan suponer un daño o riesgo grave para la salud de la población”. Los participantes habrían superando el cupo máximo permitido de personas congregadas en un espacio, hallándose igualmente sin portar mascarillas y sin respetar la distancia de seguridad.

En el marco del dispositivo de prevención establecido a lo largo del fin de semana, la Policía Nacional ha propuesto para sanción, en toda la provincia de Málaga, a un total de 756 ciudadanos por incumplir las medidas sanitarias establecidas.