El Ayuntamiento y la Fundación Telefónica han iniciado conversaciones con el objetivo de que la firma de telecomunicaciones abra un espacio de ‘coworking’ de Movistar en unos locales de titularidad municipal ubicados en San Pedro Alcántara.

El proyecto formaría parte de la Andalucía Open Future, una iniciativa que impulsan la Junta de Andalucía y Telefónica para fomentar la aceleración de empresas emergentes de base tecnológica por lo que, de prosperar, el coste laboral lo asumiría el Gobierno regional y la reforma del local, de 300 metros cuadrados de superficie y ubicado en los bajos de un edificio, la firma de telecomunicaciones, según el delegado de Innovación y Nuevas Tecnologías, Cristóbal Garre.

«En ese acuerdo estamos trabajando con la idea que, durante este año, se abran las instalaciones, que están cerca del Bulevar, en un sitio muy céntrico en San Pedro», señala el delegado.

La reforma del local tendría un coste de unos 400.000 euros y, según Garre, serviría para habilitar unas dependencias diáfanas equipadas con sala de reuniones y de conferencias y un anfiteatro de pequeñas dimensiones.

Se trataría de espacios de apoyo a empresas de base tecnológica como los que la firma de telecomunicaciones dispone en La Farola, en Málaga; o en Sevilla.

La compañía de telecomunicaciones Movistar despliega en el municipio la red 5G, que, según Garre, permite velocidades de conexión 250 veces superiores a la fibra óptica y acerca a Marbella «a las mayores urbes tecnológicas del mundo». «El futuro pasa por esta cobertura, que posibilitará la implantación de empresas digitales en Marbella y posicionarnos como un referente en el continente en materia de teletrabajo», agrega el edil.

Teletrabajo en el Consistorio

La irrupción de la pandemia del coronavirus, destaca Garre, ha agilizado la implantación del trabajo a distancia en el Ayuntamiento. «Se han contratado equipos y redes seguras para conexiones remotas con el objetivo de que, desde el primer momento del confinamiento, se mantuvieran los servicios municipales», explica.

Departamentos «esenciales» del Ayuntamiento para la gestión de los asuntos públicos, como Servicios Jurídicos, Contratación, Intervención, Secretaría o Tesorería contaron con recursos para trabajar en remoto desde «antes del primer estado de emergencia para garantizar la respuesta a los vecinos», destaca Garre.

La Delegación de Innovación y Nuevas Tecnologías colabora también con el desarrollo del sistema de videovigilancia en el municipio o con la Oficina de Urbanismo, en la que trabajan los redactores del futuro Plan General de Ordenación Urbana.