El Ayuntamiento acomete las obras para dotar de redes de saneamiento y abastecimiento de agua potable a las instalaciones de la Asociación de Animales Abandonados (Triple A) y a una nave de los Servicios Operativos municipales.

La actuación, que estará finalizada en mayo, comprende la instalación de 2,5 kilómetros de canalizaciones para el suministro de agua, 300 metros de conducciones para las residuales, una estación de bombeo y un depósito regulador.

Para transportar el agua se colocará una tubería en el margen norte de la carretera que comunica Marbella con Ojén hasta la zona del Cementerio del Carmen y soterrarla en la zona sur.

El suministro de agua a las instalaciones de la protectora, en las que trabajan cerca de 600 personas que cuidan a mascotas abandonadas, se realiza con aportaciones que hacen camiones cisternas dos veces a la semana.

«El proyecto ha requerido de mucho trabajo para conseguir un trazado idóneo y para lograr las autorizaciones pertinentes de carreteras. Con esta infraestructura garantizamos el suministro y el tratamiento y encauzamiento de las aguas residuales», explica Fulgencio Díaz, el gerente de la empresa concesionaria del suministro, Hidralia.

Jan Weima, miembro de la junta directiva de la protectora, se muestra «muy ilusionado» ya que «estamos viendo que son una realidad» unas actuaciones que la asociación reclama desde hace años para mejorar unas instalaciones de cerca de 70 años de antigüedad y que anteriormente pertenecieron a una mina.