El Ayuntamiento de Marbella ha dado un nuevo paso para la ampliación del Museo del Grabado Español Contemporáneo con los trabajos de demolición de elementos internos ruinosos, desescombro y estabilización en el inmueble anexo a la pinacoteca.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, ha visitado este jueves una actuación que se suma a la que se lleva a cabo en otra vivienda situada frente al espacio museístico, que se convertirá en un equipamiento cultural, y ha subrayado que estos trabajos "responden al compromiso de poner en valor el patrimonio histórico de Marbella y reforzarán la riqueza que tiene la ciudad en este ámbito".

La vivienda anexa al museo cuenta con una superficie construida de más de 350 metros cuadrados y está distribuida en dos plantas y un torreón. x, por lo que a los actuales le seguirán la prospección arqueológica y la tramitación con la delegación de Cultura de Málaga de la Junta de Andalucía hasta el inicio de la obra.

El Ayuntamiento de Marbella está trabajando en la rehabilitación del Convento de los Trinitarios para acoger el museo de la ciudad

La otra vivienda cuenta con una superficie de 60 metros cuadrados en dos plantas y la obra tiene un plazo previsto de ejecución de tres meses. La directora general de Cultura ha indicado que "los trabajos que estamos acometiendo tienen una doble intención: no solo la ampliación del Museo del Grabado, sino además seguir recuperando el patrimonio de nuestro magnífico Casco Antiguo".

Desde el Consistorio se está trabajando, además de en la ampliación de dicha pinacoteca, en la rehabilitación del Convento de los Trinitarios, que acogerá el museo de la ciudad, y en la muralla del castillo. Además, el equipo de gobierno lleva años trabajando en el proyecto para extender el espacio museístico, que requiere de la aprobación de la delegación de Cultura.

La directora general de Cultura en Marbella, Carmen Díaz, ha explicado que "en el año 2015 nos dijeron que había que hacer una investigación previa en dicha vivienda y ahí quedó paralizado, hasta que recuperamos el trabajo en el 2017 y nos encontramos con que la casa se había deteriorado mucho, por lo que tuvimos que hacer un proyecto previo a la investigación, como es el de consolidación que estamos acometiendo ahora", ha relatado. Ha apuntado que "se trata de hacer más segura la entrada a este edificio del que queremos conservar lo máximo posible y, desde luego, lo haremos con los muros originales".

Por otra parte, ha señalado que la investigación que se realizará en la vivienda se ampliará a otra dentro del propio Museo del Grabado. "Cuando tengamos los resultados, los llevaremos de nuevo a la delegación de Cultura de Málaga para poner en conjunto el proyecto que ya tenemos con la nueva investigación y ver qué elementos del que presentamos habrá que modificar".