La tala de ejemplares de palmeras y arbustos en San Pedro Alcántara encendió ayer la polémica entre OSP y el equipo de gobierno, del PP.

La formación sampedreña, exsocia de gobierno del PP entre 2017 y 2019, denunció también el estado en el que, en su opinión, se encuentra una parcela situada en la urbanización Las Petunias en la que el Ayuntamiento deposita las palmeras eliminadas.

El solar albergó también durante el mandato 2007 a 2011 los ejemplares cortados para construir el soterramiento de San Pedro y el bulevar.

«La parcela es el cementerio de las palmeras del PP. Su mal estado se debe a la falta de personal en el Área de Parques y Jardines», apuntó el concejal de OSP, Rafael Piña.

El edil aseguró que durante su gestión como teniente alcalde de San Pedro, entre 2015 a 2019, sustituyó ejemplares de palmeras del parque de Los Tres Jardines y la plaza de la Iglesia afectados por el insecto del picudo.

«En 2019, me negué a que se talara ninguna palmera en la calle Vega del Mar y me comprometí a trasladarlas a otras zonas de San Pedro. El resto de palmeras, el PP las ha trasladado a la parcela de Las Petunias», agregó Piña, que destacó la «campaña orquestada y con argumentos falsos» que, según él, sufrió con las obras que afectaron a unas palmeras en la calle Marqués del Duero.

«Nosotros trasplantamos y no talamos; justo lo contrario que hace el equipo de gobierno con actuaciones muy polémicas», agregó.

El teniente alcalde de San Pedro, Javier García, aseguró que las talas de palmeras que denuncia OSP no se producen «de forma indiscriminada» y los ejemplares que se eliminan son aquellos que «deciden los técnicos por cuestiones de seguridad, enfermedad o muerte» y posteriormente se sustituyen por otros.

Respecto a la parcela de Las Petunias, García aseguró que el Ayuntamiento la está acondicionando para que albergue un vivero municipal. «El tratamiento de los ejemplares de la masa arbórea y de palmeras se hace bajo la estricta supervisión de técnicos municipales», agregó.

La controversia entre ambas formaciones se produce en plena polémica por la eliminación de la vegetación de las jardineras de la plaza de Los Naranjos y el mantenimiento de la solería artística del recinto.

Vecinos, colectivos sociales y grupos políticos critican, especialmente a través de las redes sociales, la falta de información y de participación ciudadana en una obra que cambiará la estética de uno de los emplazamientos más emblemáticos del municipio.

La actuación servirá para mejorar la imagen de la plaza y apoyar al tejido comercial, señala el equipo de gobierno.