Colectivos ecologistas y culturales denuncian la construcción de un establecimiento de playa de hormigón en el entorno de la basílica y necrópolis paleocristiana de Vega del Mar, un Bien de Interés Cultural que podría alcanzar más de 1.500 años de antigüedad situado en la playa de Lindavista, en San Pedro Alcántara (Marbella).

El proyecto contempla la demolición de las instalaciones del chiringuito La Guayaba para edificar en el entorno de la basílica unas instalaciones de hormigón de 180 metros cuadrados de superficie con parte de la superficie cerrada, terrazas, aseos y una planta sótano de cien metros cuadrados se extensión, señala Ecologistas en Acción, que ha pedido a la Junta de Andalucía que anule la concesión de la obra.

Si el Gobierno regional mantiene el permiso para ejecutar el proyecto, «además del impacto que tienen los chiringuitos de hormigón en nuestras playas, tendríamos que sumarle la más que probable afección de una zona protegida desde el punto de vista arqueológico», señala el colectivo ecologista.

«Se trata de una concesión que nunca se debería haber otorgado», agrega.

El colectivo denuncia también el exceso de ocupación del establecimiento actual durante los periodos de actividad, ya que, según Ecologistas en Acción, La Guayaba utiliza una superficie de 550 metros cuadrados y tiene autorizados 155 metros cuadrados.

La asociación cultural Cilniana pide a la Junta que amplíe la zona de servidumbre arqueológica que colinda con la basílica y donde un estudio con georradar ha localizado estructuras como muros y habitaciones cuya datación requiere de investigaciones.

Se trata de la zona que la empresa pública de aguas de la Costa del Sol, Acosol, propuso en 2017 para retranquear unos colectores con un trazado que discurriera por debajo de los restos arqueológicos. Las administraciones denegaron el permiso.

«Marbella es una ciudad de indudable valor patrimonial, con un rico patrimonio oculto o por descubrir. Solicitudes como las que se proponen para el entorno de la basílica no deberían ser excepcionales, sino la consecuencia de una política patrimonial acorde a una ciudad de tanta relevancia», destaca la asociación cultural.

La basílica, de planta cuadrangular, tiene un cuerpo central de tres naves separadas por pilares y un baptisterio con varias pilas bautismales entre las que destaca una con planta de cruz griega y forma de pez para el bautismo por inmersión.

En el mismo emplazamiento se encuentra una necrópolis de inhumación con cerca de 200 enterramientos.

Advierten de otro establecimiento de playa de hormigón con sótano en Las Chapas

Ecologistas en Acción ha anunciado alegaciones contra la autorización para construir un establecimiento de playa en la zona de litoral del hotel Don Carlos, en el distrito de Las Chapas.

Según ha indicado el colectivo ecologista en una denuncia a través de las redes sociales, el proyecta contempla la construcción de un chiringuito de hormigón con una superficie de 200 metros cuadrados de planta, otros 200 de sótano, más 70 metros cuadrados de terraza y un edificio anexo de 30 metros cuadrados de extensión en una zona de dominio público marítimo terrestre.

En la zona colindante a la playa, apunta Ecologistas en Acción, ya existen instalaciones relacionadas con establecimientos hoteleros próximos que ofrecen servicios de restauración a escasa distancia del emplazamiento en el que se proyecta «este enorme» chiringuito.