La concejala de Cs, María García, presentará una moción en el pleno de febrero para solicitar al equipo de gobierno que implante pictogramas en los pasos de peatones para hacerlos comprensibles a las personas con trastorno del espectro autista (TEA).

La edil solicita que se rotulen especialmente aquellos próximos a los centros educativos de Marbella y San Pedro Alcántara y que se estudie la posibilidad de extenderlos a los lugares de mayor tránsito peatonal del municipio, edificios públicos o equipamientos deportivos y de ocio.

Según la concejala, el desconocimiento de este trastorno por parte de la sociedad supone una barrera para la plena integración de las personas con TEA, que necesitan, señala la edil, una respuesta por parte de las administraciones públicas, entre ellas el Ayuntamiento.

«El objetivo de la medida es que los niños con TEA puedan cruzar la calle con mayor seguridad, sobre todo en las zonas escolares de Marbella y San Pedro. Con estos pictogramas entienden mejor las señales y avisos y favorece al resto de niños ya que es una forma de comunicación más eficaz. Favorece la accesibilidad de todas las personas y ayuda a preservar la seguridad de todos los ciudadanos», explica la concejala de la formación naranja.

García abogó por la necesidad de que Marbella sea un municipio «más inclusivo» para facilitar el día a día a las personas con una diversidad funcional.

«La medida no tendría un alto coste para las arcas municipales y sí importantes beneficios para la ciudadanía. Marbella sería un municipio más amable», señala.