El Plan Estratégico de Subvenciones del Ayuntamiento para 2021, año en el que están previstos la salida de la crisis sanitaria y el inicio de la recuperación económica, ha desatado la polémica entre el equipo de gobierno, del PP, y OSP.

Ambas formaciones se atribuyen un programa dotado con cerca de 8,5 millones de euros y que incluye ayudas directas para los sectores económicos más golpeados por la crisis del coronavirus y para el refuerzo de la protección social.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, asegura que el equipo de Gobierno ha introducido modificaciones en los fondos para elevar la cuantía «a su máximo histórico» e incorporado siete líneas de ayudas a las 74 que integran el plan.

Asegura también que el plan es el resultado de un «trabajo coordinado de todo el Ayuntamiento, ya que son proyectos y subvenciones tramitados por veinte delegaciones», entre las que destaca Participación Ciudadana, Hacienda, Intervención y Asesoría Jurídica.

«Ahora es esencial hacer frente al impacto social y económico de la crisis sanitaria buscando medidas de apoyo e impulso a los colectivos más desfavorecidos», apunta.

Subraya que las ayudas a los colectivos sociales sube en 234.000 euros hasta el «apoyo histórico» de los 1,8 millones. «Estas entidades atraviesan una situación difícil y es necesario respaldarlas para garantizar su supervivencia», explica.

Pero el concejal de OSP y exdelegado de Hacienda en el mandato pasado, Manuel Osorio, acusa a Muñoz de «vender humo y apropiarse del trabajo» de la formación sampedreña. «El plan estratégico es algo obligado por ley y está aprobado desde mayo de 2020, tras el primer mes de pandemia», apunta.

Según el edil de OSP, formación con la que el PP gobernó el municipio desde 2017 hasta el final del mandato, el Ayuntamiento había entregado en noviembre 320.000 euros a los colectivos sociales de los 800.000 euros previstos para estas ayudas. «OSP presentó una propuesta a pleno para agilizar las ayudas», agrega el edil.

Asegura también que el pleno aprobó por unanimidad en otoño una propuesta de OSP para crear líneas de ayudas directas con la que entregar a pymes y trabajadores autónomos unos fondos que Muñoz anunció en las primeras semanas del estado de alarma.

«Marcamos la ruta al Gobierno local con nuestro trabajo de oposición constructiva, determinante y vital para los vecinos del municipio y los colectivos sociales», agrega.

El plan de subvenciones contempla, entre otras partidas, 50.000 euros en beneficio de la Cofradía de Pescadores, 150.000 euros para el sector del taxi o 1,9 millones para ayudas contra la exclusión social.