El Gobierno local del Ayuntamiento de Marbella aprobó ayer en Junta seis licencias urbanísticas que supondrán una inversión de más de 27 millones de euros.

El Ejecutivo municipal dio luz verde a dos autorizaciones para sendas promociones de 50 y 20 viviendas en la zona de Río Real cuyo presupuesto ronda los 24,5 millones. También concedió cuatro permisos para inmuebles unifamiliares con piscina del segmento de alta gama, según explicó el portavoz municipal, Félix Romero.

«Estos proyectos demuestran que el músculo de Marbella sigue funcionando y respondiendo. El principal objetivo que nos marcamos es conseguir superar cuanto antes los problemas generados por la pandemia. Es muy positivo para el futuro más inmediato que cada vez más personas quieran vivir en Marbella. El mercado inmobiliario del municipio sigue siendo atractivo y dinámico», agregó el edil.

El Gobierno local aprobó también licencias de calificación ambiental para la apertura de negocios y otorgó tres licencias de primera ocupación a obras ya terminadas para un inmueble de 916.000 euros y dos viviendas unifamiliares de 800.000 y 650.000 euros.