El PSOE de Marbella pide al equipo de gobierno local que elabore un catálogo que registre las plazas, parques, áreas fluviales y litorales o zonas verdes del municipio, la localización de arbolados y setos y medidas que garanticen la protección de estos espacios y los criterios de actuación para garantizar su uso público.

La medida, que la formación socialista presentará el viernes en el pleno de febrero, se plantea tras la polémica que han ocasionado en las últimas semanas las actuaciones sobre la vegetación de la plaza de Los Naranjos, uno de los emplazamientos más emblemáticos del municipio; o las labores de limpieza y desbroce del cauce del río Guadaiza.

«Igual que proteger edificios históricos y significativos de Marbella es imprescindible para garantizar que nuestro patrimonio cultural se mantenga con el transcurso de los años, hay que establecer también niveles de protección de nuestros jardines, plazas y entornos naturales. Tal es el caso de nuestra plaza de Los Naranjos», señaló ayer la concejala Isabel Pérez.

La edil, exdelegada de Urbanismo entre 2015 y 2017, apuntó que los objetivos del Plan General de Ordenación Urbana, aprobados por el Ayuntamiento, señalan que el municipio «debe apostar por criterios de eficiencia y consumo energético sostenible, fomentando la generación de energía renovable en el propio territorio con criterios de responsabilidad frente al cambio climático y mejorando la proporción de espacios verdes».

«Uno de los patrimonios más importantes de Marbella es su entorno natural», agregó Pérez.