El tramo de Senda Litoral que discurre por la desembocadura de río Verde, en Marbella, cuenta ya con un observatorio ornitológico.

El punto de observación, financiado por la Diputación de Málaga, cuenta con un mirador y dos paneles explicativos sobre las diversas especies que se avistan en el entorno.

Desde el punto de observación, cuya inversión ha rondado los 11.500 euros, se pueden contemplar aves fluviales, costeras y marinas.

«Se pueden avistar ánades reales, gallineta común, focha común, ruiseñores o garzas reales y comunes. La proximidad a la línea de costa permite ver también especies de gaviotas o charranes patinegro, pardela cenicienta o cormoranes», explicó ayer el diputado de Medio Ambiente, Turismo Interior y Cambio Climático de la Diputación, Cristóbal Ortega, que inauguró el centro junto a la directora general de Medio Ambiente de Marbella, María Victoria Martín-Lomeña.

«Uno de los objetivos de la Senda Litoral es dar a conocer y disfrutar de la variedad de nuestra franja costera, su flora y su fauna, así como los paisajes que van desde zonas rocosas hasta espacios de dunas, pasando por desembocaduras, calas y bahías», agregó el diputado provincial.

Ortega destacó que la Diputación de Málaga ha intensificado en los últimos años las actividades de promoción relacionadas con la ornitología, financiando observatorios de aves o invirtiendo en la instalación de paneles interpretativos sobre aves en etapas de la Gran Senda de Málaga, la Gran Senda de Ronda y en Casares, Ronda y Benarrabá, entre otros lugares.