Las ayudas directas que dará el Ayuntamiento de Marbella contra la crisis del Covid serán de menor cuantía que las que solicitan los comercios y la hostelería del municipio.

La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, anunció ayer una línea de ayudas con una cuantía de 2.000 euros por solicitud para autónomos y empresas con menos de cinco empleados; y otra de 3.000 euros para negocios de entre cinco a 50 asalariados.

Pero la Plataforma de Comerciantes y Hosteleros de Marbella, que representa a cerca de 280 pymes y que ha protagonizado cinco movilizaciones en cuatro meses para exigir las ayudas, pide subvenciones de, al menos, 3.000 euros por negocio para compensar parte de las pérdidas tras un año marcado por el confinamiento y la caída del número de turistas.

El Consistorio habilitará una partida de dos millones de euros que, según la alcaldesa, se ampliará a 3,5 millones en función del número de peticiones.

En el reparto de las subvenciones tendrán prioridad las empresas que hayan tenido que cerrar al no estar consideradas servicios esenciales, como gran parte de las vinculadas al comercio, la hostelería o el sector del turismo.

Para optar a las ayudas, las empresas deberán estar legalmente constituidas antes del 1 de marzo de 2020, acreditar una caída de las ventas de más del 30 por ciento respecto a las de 2019, tener el domicilio fiscal en el municipio o estar al corriente de pagos con Hacienda y la Seguridad Social; no tener ninguna deuda con el Ayuntamiento o justificar subvenciones concedidas con anterioridad.

El plazo de presentación de las solicitudes será de 15 días naturales desde la publicación de las bases en el Boletín Oficial de la Provincia, algo que podría ocurrir el viernes o el lunes.

Las instancias para solicitar las ayudas se presentarán de forma telemática a través de la web municipal.

«Damos todas las facilidades y garantías para que, quienes cumplan los requisitos, no dejen de pedir las subvenciones por falta de información», apuntó Muñoz.

El equipo de gobierno concederá de esta forma las ayudas a pymes y autónomos que la regidora prometió en abril, cuando anunció que el Ayuntamiento movilizaría 130 millones de euros ante la crisis económica.

La plataforma de pymes pidió a finales de 2020 subvenciones con cuantías más elevadas y destacó que el Ayuntamiento de Mijas, con un presupuesto menor que el de Marbella, empezó en marzo, cuando entró en vigor el estado de alarma contra el virus, a dar ayudas de entre 3.000 y 6.000 euros por negocio y facilidades para acceder al crédito.

La oposición ha pedido también un fondo de cinco millones de euros para ayudas directas.