El Ayuntamiento de Marbella y la Policía Local pondrán en marcha un proyecto piloto para reforzar la protección de cien mujeres víctimas de violencia de género a través de una aplicación móvil.

Se trata de una aplicación invisible que se instala en el teléfono móvil y que entrará en funcionamiento en el plazo de un mes.

Las víctimas podrán activarla en caso de necesidad para conocer su ubicación exacta a través de un sistema de geolocalización y la Policía Local les ofrecerá una atención inmediata.

Cuando las mujeres activen la aplicación, llegará una alerta a la sala de la Jefatura de la Policía Local, cuyos agentes agilizarán la intervención.

La herramienta la podrán utilizar las usuarias de la Delegación de Igualdad que hayan presentado una denuncia y tengan una orden de alejamiento.

«Ofreceremos así un recurso más a estas mujeres para que se sientan seguras las 24 horas del día y se agilizará el tiempo de respuesta en una situación de riesgo», señala la delegada de Igualdad, Isabel Cintado.

La Policía Nacional atiende al 60 por ciento de las atenciones de violencia de género en Marbella y la Policía Local, al resto.