El Ayuntamiento de Marbella aprobó ayer por unanimidad, en la sesión plenaria de febrero, solicitar al Gobierno central un convenio para que transfiera al Ayuntamiento 3,1 millones de euros procedentes de multas por casos de corrupción con sentencia firme que están en las arcas del Estado.

El pleno abordó la moción, planteada por el PP, dos meses después de que una Comisión de Hacienda en el Congreso de los Diputados y el Senado rechazaran una propuesta planteada por la formación popular para que los Presupuestos Generales del Estado de 2021 recogieran una disposición que permitiera al Ayuntamiento ingresar aquella cantidad.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, pidió a los grupos municipales «ser fuertes e ir unidos» para lograr una reivindicación que calificó de «justa». «Son tres millones a los que no podemos tener acceso hasta que no se firme el protocolo. Vamos a seguir actuando en el interés de los vecinos», señaló la regidora, que pidió «sensibilidad» con el municipio.

El concejal de OSP, Manuel Osorio, exdelegado de Hacienda el pasado mandato, destacó que los fondos se destinarían a proyectos de «interés social», pero reprochó a Muñoz la «actitud beligerante» que, en su opinión, tiene contra el Gobierno central. «La confrontación no es el camino. La beligerancia contra el Ministerio de Hacienda y el Gobierno perjudica enormemente al municipio, aunque a Muñoz le beneficie políticamente», agregó.

Osorio destacó la apertura del hospital de Estepona tras las gestiones del alcalde, José María García Urbano, también del PP, con administraciones públicas de diferente signo político. «El PP quiere beligerancia porque es lo que, políticamente, le beneficia. Pero en este caso, nos ha perjudicado y nos impide utilizar los 3,1 millones de euros», apuntó Osorio, que pidió a la alcaldesa un «cambio de actitud».

El concejal socialista José Ignacio Macías destacó que es «de justicia que el dinero que salió de Marbella vuelva a Marbella». El edil aseguró que la petición que la Corporación municipal planteó a Hacienda a finales de 2020 no prosperó debido al «ansia de confrontación» del PP contra el Gobierno central. «Su ansia de dejar al Gobierno del PSOE en mal lugar era tan grande que estaban dispuestos a dejar a los vecinos de Marbella sin ese acuerdo», agregó el concejal.

La Comisión de Hacienda en el Congreso y la Cámara Alta rechazaron la propuesta de que Marbella recibiera los 3,1 millones de euros al considerar que el Ayuntamiento no había justificado un convenio similar por importe de 2,7 millones de euros firmado con el Gobierno central a finales de 2018. Según señaló ayer la regidora, ahora sí está justificado el acuerdo.

Servicio de Lengua de Signos y pasos de peatones con pictogramas en el municipio

Marbella contará con intérpretes de Lengua de Signos para personas con discapacidad auditiva en los actos municipales, sesiones plenarias o ceremonias de interés y de servicio para el municipio y con pictogramas en los pasos de peatones para personas con trastorno del espectro autista.

Las propuestas, planteadas por el PSOE y Cs respectivamente, las aprobó ayer por unanimidad la Corporación municipal en el pleno de febrero.

«Las personas con discapacidad auditiva del municipio no siempre pueden disfrutar de forma plena y en igualdad de condiciones de los servicios de atención al público», señaló la edil del PSOE Ana Isabel González, en su ponencia.

La concejala de Cs, María García, apuntó que su propuesta permitirá hacer de Marbella un municipio «más inclusivo en el que se facilita la vida a las personas con diversidad funcional.