El equipo de gobierno de Benahavís asegura que el proyecto para instalar siete torres de alta tensión en el entorno del castillo de Montemayor, una de las zonas catalogadas como Bien de Interés Cultural de la Costa del Sol, lo impulsa el Ministerio de Fomento.

«Se trata de un proyecto de interés general hecho por Red Eléctrica Española, que depende de Fomento», señala el concejal de Desarrollo Local, Scott Marshall.

Según el edil, es el Gobierno central la administración que ha expropiado los suelos en los que la eléctrica instala las torres, de 60 metros de altura cada una.

El Ayuntamiento de Benahavís, agrega, ha sido «un mero tramitador» de la licencia para ejecutar la obra. «No hemos intermediado en ningún tipo de documentación ni es un proyecto que tenga que ver con el Ayuntamiento», explica el concejal.

Ante la posibilidad de soterrar el cableado, como propone una plataforma contraria al proyecto, el edil asegura que se trata de una actuación a la que el Consistorio sólo puede obligar cuando se ejecuta en suelo urbano.

«El Ayuntamiento no puede, en suelo privado, gastar dinero público para soterrar porque no es una competencia que esté permitida», señala.

El edil asegura que la instalación de las torres «no gusta» al Ayuntamiento «pero, si nos presentan toda la documentación, no nos podemos negar». «Somos un organismo público y no podemos decidir a quién damos o no la licencia. Si se cumple con toda la documentación que tienen que presentar, a nosotros no nos queda otra. Nosotros tenemos que cumplir con la legalidad», explica Marshall.