Colectivos culturales de Marbella y la oposición política piden al equipo de Gobierno que adopte de forma urgente medidas para garantizar la continuidad de la Banda Municipal de Música, de 150 años de antigüedad y al borde de la desaparición ante la falta de recursos y diezmada por las bajas de personal.

PSOE, Cs, OSP y la asociación Marbella Activa califican de «indigna y preocupante» la situación de un colectivo que ha pasado de contar con cerca de 50 músicos a 16 y que carece de un local en el que ensayar; y advierten del impacto que supondría su pérdida para la cultura local.

El concejal socialista José Bernal pide al equipo de Gobierno que recurra a la bolsa de empleo que se creó en el Ayuntamiento bajo su gestión para reemplazar las vacantes que, por jubilación o fallecimiento, se producen en el colectivo, fundado a inicios de 1870 en el Hospital Real de La Misericordia.

«No se puede dejar morir a la banda, pero el gobierno del PP, con su pasividad, la está dejando languidecer. Es manifiesto el desprecio a la banda y a la cultura en general. Es triste que, con su potencial cultural y educativo, la banda esté abandonada y a la espera de la desaparición», agrega.

Asegura que los vecinos demandan actuaciones musicales que la banda no puede tocar ante la falta de instrumentos, mientras que municipios limítrofes con menos presupuesto tienen bandas «a la altura de sus vecinos y sus visitantes».

La concejala de Cs, María García, señala que la banda se encuentra en una situación «indigna» que no debería atravesar ninguna institución cultural «y menos una que tiene 151 años de historia».

«Nos solidarizamos con los músicos, que siguen manteniendo el legado de una de las bandas más antiguas de España y que se debería haber cuidado para que no llegara a esta situación», agrega la edil, que teme la «desaparición» del colectivo.

Reclama que se reemplacen las bajas -el último integrante se incorporó hace unos 20 años- y un espacio para que los músicos ensayen. «Hay que dignificar la banda y hacerla participe de la vida del municipio, como lleva ocurriendo desde hace más de un siglo. Forma parte de nuestro patrimonio cultural que, una vez más, no se cuida como se debería», añade.

Para el concejal de OSP Manuel Osorio, «soluciones para mantener la banda hay y hay que dárselas». «Se nos llena la boca con Marbella, pero la marca Marbella necesita una banda digna de música. Hay que dotarla de más plazas y recursos», apunta.

«Cuando, en verano, vienen los turistas nacionales e internacionales y ven a la banda, esta está representando a Marbella y, por ello, tiene que tener los recursos para hacer un trabajo en condiciones dignas», añade el edil, que destaca que OSP se ha puesto a disposición de los músicos para encontrar soluciones.

«Plan para dejarla morir»

La asociación Marbella Activa habla de «plan preestablecido para dejar morir» a la banda.

«No se renuevan las bajas, no disponen de local de ensayo, nadie le pregunta por sus proyectos de futuro. Es lamentable tener en esta situación una institución de más de 150 años que tan unida está a nuestro pueblo y que tantas alegrías nos ha dado y nos sigue dando. Orgullo y preocupación son las palabras que encontramos para acercranos a ellos», agrega el colectivo a través de las redes sociales.

La asociación hace un llamamiento para evitar la desaparición de la banda o que quede relegada al olvido.

Preguntado al respecto, el equipo de Gobierno ha declinado facilitar su versión.