La asociación Horizonte Proyecto Hombre, que atiende a personas con adicciones o dificultades emocionales y a sus familias, busca recuperar sus ingresos tras un año marcado por el descenso en sus donaciones y el incremento de usuarios y ante las incertidumbres que rodean a la recuperación social y económica de la crisis del coronavirus.

El colectivo, fundado en 1983 y declarado de utilidad pública por el Ministerio del Interior, ha pasado de atender a unas 10.400 personas en labores de prevención laboral, familiar o escolar en los últimos cinco años o ayudar a mejorar la vida de 400 usuarios, a ver cómo los ingresos descendían desde los 400.000 euros de 2019 a cerca de los 250.000 en 2020, ante el cierre de la tienda en la que el colectivo vende artículos de primera o segunda mano y la suspensión de los rastrillos que organiza los meses pares en el Paseo de La Alameda.

El confinamiento de primavera también trajo consigo la adaptación a los fríos medios telemáticos de unas herramientas terapéuticas que el colectivo ofrecía a través del contacto con sus usuarios.

«Dentro del caos que vivimos, la única cosa que teníamos clara es que íbamos a seguir dando servicio a aquellas personas vulnerables que, en su día, vinieron a nuestra casa a pedirnos ayuda. Era una premisa fija. Pero lo que ocurrió después nos afecta directamente en lo económico. Estamos en una situación sensible, pero queremos seguir dando servicio a la comunidad de Marbella. Siempre habrá, desgraciadamente, personas que necesiten ayuda», señaló ayer el director del colectivo, Jaime Álvarez.

La caída en la recaudación de los ingresos ha obligado a la asociación a solicitar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) parcial -cuya continuación más allá del 31 de mayo negocian el Gobierno central y los agentes sociales- para nueve de sus diez empleados o a reducir los días de servicio del piso de apoyo con el que atiende a parte de sus usuarios.

«La vivienda de apoyo al tratamiento debería estar permanentemente abierta, pero, económicamente, no nos podemos permitir que esté todo lo abierta que nos gustaría o que lo requieren los itinerarios terapéuticos», señaló Álvarez. «Para todo lo que llevamos encima, creo que los resultados son muy buenos», valoró.

El descenso de los ingresos también ha obligado al colectivo a reinventar las iniciativas que más donaciones le reportan, entre las que destaca la cena benéfica anual, con la que la asociación recauda cerca del 25 por ciento del presupuesto de cada año y cuya edición de 2021, que se celebra el 7 de mayo, contará con la participación del chef local ganador de tres estrellas de la Guía Gastronómica Michelin Dani García.

«Es un elemento básico para la permanencia de Horizonte Proyecto Hombre. Por eso le damos siempre tanta importancia. Este año, la suerte ha venido de la mano del reconocido y premiado chef marbellí», destacó el tesorero de la entidad, Luis Domingo López.

Los ajustes y las aportaciones personales de los miembros de la junta directiva, entre ellas de la presidenta, Isabel María García Bardón, permitieron a la asociación cerrar el ejercicio de 2020 con un equilibrio entre los gastos y los ingresos.

El devenir de la recuperación económica en 2021 y una eventual prórroga de los ERTE marcarán un año «lleno de incertidumbre. En función de esa prórroga, el presupuesto de este año será de cierta tranquilidad o de infarto continuado, como los últimos», agregó López.

Menú de Dani García para 300 comensales en apoyo a la asociación

El chef marbellí Dani García elaborará el 7 de mayo un menú de cena exclusivo para 300 comensales en una iniciativa con la que apoyar la labor de Horizonte Proyecto Hombre.

El menú se abonará con una donación de, al menos, 90 euros y consistirá en un gazpacho con langostinos de Sanlúcar, tartar de tomates secos y frescos, yogur con foie con Oporto y parmesano, ravioli de rabo de toro con puré y postre.

Los interesados deberán acceder antes del 29 de abril a las 00.00 horas a un formulario habilitado en la página web del colectivo social o contactar con la Fundación Fuerte, que organiza el evento, a través del número de teléfono 952 920 004.

El propio chef contactará de forma telemática con los comensales a las 20.00 horas del día de la cena para indicarles cómo terminar de preparar el menú.