La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha anulado la fijación de cualquier linde del término municipal que se aparte de la oficial en la adaptación del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de Marbella a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) y cualquier determinación urbanística que se realice sobre el suelo de un municipio que no sea el propio.

El TSJA, en una sentencia fechada el 8 de abril y de diez páginas de extensión, anula así la parte que se refiere a las lindes del municipio en la corrección de errores del texto refundido del PGOU de 1986 que PP y OSP, entonces coaligados en el equipo de Gobierno local, aprobaron en el pleno de 27 de julio de 2018, según destacó ayer el Movimiento Ciudadano Ni un metro de Marbella para otra población, que se opone a la modificación de los linderos.

La oposición, formada por PSOE, IU y Podemos y que en señal de protesta a la aprobación de aquel punto abandonó el salón de plenos, denunció lo que consideró un cambio de lindes por el cual Marbella cedía a Benahavís 170.000 metros cuadrados de superficie en una zona en la que la alcaldesa, Ángeles Muñoz, tiene su vivienda e intereses inmobiliarios.

La sentencia confirma que la linde oficial entre Marbella y Benahavís es la que fija la Orden de la Consejería de presidencia y Administración Local de 22 de octubre de 2018, agregó el colectivo, que recordó que la Corporación municipal reconoció en un pleno de junio de 2015 que el lindero oficial entre ambos municipios es el que se estableció el 14 de mayo de 1873.