El Centro Ambiental de Residuos de Construcción y Demolición, Residuos Verdes y Voluminosos de Marbella batió el récord de entrada de material el pasado mes de marzo, con 23.176 toneladas.

Esta cantidad supone el doble respecto al mejor registro del pasado año, diciembre de 2020, cuando se contabilizaron 9.425 toneladas.

El delegado de RSU de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, Juan Luis Villalón, ha manifestado que, "tras cumplir un año de la inauguración del centro, hemos comprobado que a pesar de los datos negativos del pasado año, este primer cuatrimestre se nota que los efectos de la pandemia van remitiendo en sectores como la construcción y el mantenimiento de espacios verdes, que son los principales residuos que se tratan en este centro, con datos son muy significativos".

El responsable de la instalación, Gustavo Corrales, ha explicado que en los cuatro primeros meses de 2021 "ya se ha superado todo lo gestionado el pasado año; lo que evidencia la utilidad de este centro y la necesidad de la puesta en marcha de este servicio".

De las 23.176 toneladas receptadas, la mayoría 17.749 toneladas fueron residuos de construcción y demolición, seguido de las tierras (2.388 toneladas), poda (2.349 toneladas) y los voluminosos (424).

En su primer año de funcionamiento el Centro Ambiental de Marbella gestionó un total de 83.729 toneladas de este tipo de material atendiendo a más de 400 empresas y los ayuntamientos de la zona. En el mes de marzo se han sumado otras 70 empresas.

El incremento en el volumen de toneladas y en el número de clientes responde, según Corrales, "a que las empresas de construcción y jardinería están comprobando la calidad del servicio, la comodidad de las instalaciones y la rápida respuesta en la gestión".

"El considerable aumento de las toneladas de residuos de construcción y demolición, poda y tierras debe entenderse como un signo de la recuperación económica tras la pandemia, pero también como una señal inequívoca de que las empresas tienen asumida la importancia de depositar estos residuos en los gestores adecuados para su tratamiento y reciclado", explica Gustavo Corrales.

"Con ello no sólo trabajamos en un sistema de residuos más sostenible, sino que combatimos los vertidos incontrolados de escombros que tanto daño hacen a la imagen de nuestras ciudades".

El Centro Ambiental de Marbella fue inaugurado en marzo de 2020 por la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, el Ayuntamiento de Marbella y Urbaser S.A.