PSOE e IU destacaron ayer que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) haya bloqueado la «aberración» del cambio de lindes entre Marbella y Benahavís que PP y OSP, entonces coaligados en el Gobierno local, aprobaron en una sesión plenaria en el verano de 2018.

PSOE e IU, entonces en la oposición junto a Podemos, añadieron que la sentencia -en la que el TSJA anula la parte referida al lindero del municipio incluida en la corrección de errores del texto refundido del PGOU de 1986- pone «en entredicho» los documentos urbanísticos que aprobó aquel equipo de Gobierno para adaptar el planeamiento a la norma urbanística andaluza.

«No podemos estar más de acuerdo con las decisiones que está tomando el TSJA. Una vez más, se reconoce que la oposición que hizo el PP cuando el PSOE estuvo en el equipo de Gobierno (entre 2015 y 2017) fue destructiva», señaló la concejala socialista, Isabel Pérez, exdelegada de Urbanismo.

«La sentencia demuestra el impecable trabajo que tratamos de hacer desde la Delegación de Urbanismo durante la época de alcalde de José Bernal. Los documentos que no se están poniendo en entredicho son los que dejamos aprobados. Los que se ponen en entredicho son aquellos que aprobaron PP y OSP cuando llegaron al Gobierno local», agregó la edil.

La portavoz de la asamblea local de IU, Victoria Morales, concejala durante el anterior mandato, apuntó que la sentencia pone «blanco sobre negro la reivindicación que hicimos cuando PP y OSP pretendían, mediante una acción política, quitar terreno al término municipal».

«Eso suponía una aberración. Defendimos el derecho de la ciudadanía a no perder parte del terreno del término municipal por intereses creados de parte absolutamente intolerables», agregó Morales.

PSOE, IU y Podemos abandonaron el pleno en el que PP y OSP aprobaron la modificación del lindero en señal de protesta, al entender que la alteración beneficiaba a la alcaldesa, Ángeles Muñoz, ya que, señalaron, Marbella cedía a Benahavís una superficie de 170.000 metros cuadrados en la que aparecían la vivienda de la regidora e intereses inmobiliarios vinculados con ella.

OSP aseguró tras el pleno que apoyó la modificación del PGOU en el verano de 2018 -un año después de propiciar la moción de censura que devolvió la Alcaldía a Muñoz- porque la regidora se comprometió a pedir a la Junta de Andalucía que cambiara las lindes que aparecían grafiadas en el planeamiento.

Por su parte, el Gobierno local avanzó ayer que recurrirá la sentencia por cuestiones de forma y aseguró que el futuro PGOU mantendrá las lindes que reconoce la Junta.

«En el PGOU que se está tramitando hemos dejado muy claro que las lindes son las aprobadas por orden del consejero», señaló el director general de Urbanismo, José María Morente, en declaraciones a la emisora local de la cadena SER.