Miembros del club de alpinismo Ama Dablam, de San Pedro Alcántara, preparan las expediciones para ascender en tres años otros tantos picos de más de 8.000 metros de altitud que aún no han visitado los integrantes del colectivo.

El objetivo del Proyecto 8.000 es que los montañeros de la entidad deportiva asciendan este año, en una expedición de 50 días, las laderas del Nanga Parbat, de 8.125 metros de altitud, la novena montaña más alta del planeta y situada en el extremo más occidental del Himalaya de Pakistán.

Un equipo formado por cinco escaladores del club alpino sampedreño iniciarán el 29 de mayo la expedición a una montaña que se conquistó por primera vez el 3 de julio de 1953. El primer ascenso invernal se culminó el 26 de febrero de 2016.

Los escaladores locales pretender llegar a la cima a través del glaciar Diama.

El objetivo del club sampedreña es utilizar las rutas y las expediciones fallidas para diseñar el recorrido más seguro hasta la cima de la montaña.

Para 2022 está previsto el ascenso al Shishapangma y, en 2023, año del 40 aniversario de la entidad, el del Kangchejunga.