La Demarcación de Costas, organismo que depende del Gobierno central, advirtió ayer al Ayuntamiento de que el tramo de la pasarela provisional que está construyendo en una zona del litoral de Río Real carece de autorización.

Costas aseguró, en una valoración a Europa Press, que el trazado por el que discurre la pasarela provisional que está ejecutando el Ayuntamiento en la zona no se corresponde con el proyecto autorizado. «Sí hay un proyecto autorizado, pero no el trazado provisional», señaló el ente que depende de la Administración central.

La pasarela, de 140 metros lineales que se construye en madera, es una solución «provisional» para conectar en puntos polémicos tramos de senda litoral ya ejecutados y permitir así el paso de peatones y bicicletas, según señaló el domingo la alcaldesa, Ángeles Muñoz.

«Este tipo de actuaciones se desarrollan mientras se licitan y ejecutan nuevos tramos para que perduren a lo largo del tiempo, pidiendo además en este caso a la Dirección General de Costas y la Junta de Andalucía la concesión para que el Ayuntamiento pueda ser el titular de algunos puntos más conflictivos», explicó.

Uno de estos emplazamientos más controvertidos del litoral es el de Río Real ya que, según la alcaldesa, existen «discrepancias» con la Demarcación de Costas sobre la titularidad de la zona, el proyecto y un área de aparcamiento de vehículos de un chiringuito.

La alcaldesa aseguró que, para prolongar la senda en esta zona del litoral, el Ayuntamiento está utilizando «pasarelas especiales» que se han consensuado con Costas para obtener un trazado «lo más operativo posible y sabiendo que es provisional».

Según apuntó, la apertura al público del tramo de senda se producirá «en las próximas semanas» y unirá 21 kilómetros de los 27 del litoral marbellí.

Costas aseguró que no existe «en ningún caso ningún permiso ni consenso verbal» y remitió al equipo de gobierno al proyecto aprobado por la Junta y que cuenta con el visto bueno del ente que depende de la Administración central.

«Respecto al tramo provisional, no hay nada autorizado», agregó Costas, que destacó que presta apoyo técnico para que los ayuntamientos desarrollen sus infraestructuras, pero éstos «deben ajustarse a lo presentado y aprobado».

Podemos y Ecologistas en Acción denunciaron en marzo que, para no perjudicar al chiringuito de la zona, el Ayuntamiento modificó el proyecto de senda litoral tras haber sido sometido a información pública y aprobado por las administraciones.

Según Ecologistas en Acción, el establecimiento ocupa una superficie de más de 750 metros cuadrados con mesas, sillas o el sistemas de iluminación en la terraza, a pesar de que cuenta con una concesión de 132 metros cuadrados.