Iban a los mejores restaurantes y locales de Marbella como clientes, pero el verdadero objetivo era seleccionar a los usuarios que lucieran los mejores relojes. Elegida la víctima, esperaban a que abandonara el establecimiento y la seguían a cierta distancia mientras avisaban a los miembros del grupo encargados de hacer el trabajo sucio.

Señalado el objetivo, los dos ojeadores se quitaban de en medio para que no pudieran relacionarles con los asaltos. Hasta 13 veces repitieron el modus operandi para conseguir relojes de entre 7.000 y 69.000 euros, pero la operación Coco Channel de la Policía Nacional ha conseguido identificar y detener a los dos principales implicados, dos varones de 41 y 27 años de nacionalidad marroquí y argelina que han ingresado en prisión por orden judicial.

La investigación se inició en enero del pasado año, cuando agentes de la Policía Judicial de Marbella y del Grupo de Atracos de la Comisaría Provincial comenzaron las pesquisas tras la denuncia del robo con violencia de un reloj de alta gama, llegando a relacionar a los posibles autores con otras 12 sustracciones violentas perpetradas fundamentalmente en Puerto Banús.

Los agentes comprobaron que se trataba de un grupo altamente especializado. Una vez seleccionadas y señaladas las víctimas, otros miembros del grupo las asaltaba. "Mediante el tirón del reloj rompiendo la correa o usando de la violencia cuando se resistían. Tras la obtención del botín, huían en diferentes vehículos que habían sido alquilados con documentación falsa", ha explicado la Policía Nacional antes de añadir que a los dos investigados también les atribuyen los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, contra la seguridad vial y de falsedad documental.

No obstante, el líder del grupo, que es uno de los arrestados, hacía uso de hasta nueve filiaciones diferentes para dificultar su identificación. La colaboración internacional ha permitido conocer que habría cometido robos similares en otros países europeos. En los registros se han intervenido siete relojes de diversas firmas, 16 móviles y pasaportes, permisos de residencia y de conducción de diversos países.