El Ayuntamiento de Marbella acomete actuaciones de remodelación y mejoras en la seguridad vial en la avenida Pablo Ruiz Picasso, el acceso norte a San Pedro Alcántara, en el tramo comprendido entre la plaza José Agüera hasta la confluencia con la rotonda de calle Castilla, que cuenta con una longitud de cerca de 400 metros y un uso compartido entre peatones y vehículos.

Las actuaciones de mejora supondrán asfaltar unos 18.000 metros cuadrados de superficie, a los que se suman otros 2.000 en los que se renovará la señalética y se habilitarán pasos de peatones inteligentes, retroiluminados y con detección de usuarios.

Los trabajos conllevarán demoler la acera que hay en los pasos de peatones, retirar las señales horizontales y verticales y sustituirlas por otras e instalar mobiliario urbano.

Posteriormente se asfaltará la calle y se mejorarán los alcorques ubicados en la parte trasera de la iglesia de San Pedro.

Las labores cuentan con un plazo de ejecución de dos meses y medio, según el Ayuntamiento, por lo que se concluirán a finales de junio o principios del mes siguiente.

«La idea es adecuar la movilidad y la accesibilidad a través de la remodelación integral de las infraestructuras viarias en cuanto a los pasos de peatones, con el acondicionamiento de quince de ellos. Estas obras son muy necesarias porque nos encontramos ante una de las principales arterias de San Pedro Alcántara al tratarse de su acceso norte», señala el teniente alcalde del núcleo de población, Javier García, que ha visitado la zona.