La Asociación de Comerciantes y Profesionales del Casco Antiguo de Marbella (Acoprocamar) y la Agrupación Independiente de Ampas de Marbella y San Pedro Alcántara firmaron ayer un convenio de colaboración para fomentar las ventas de las pymes locales entre los socios del colectivo educativo.

El acuerdo, que se desarrollará con el apoyo de una subvención otorgada por la Junta de Andalucía en 2020, permitirá a socios de las ampas del municipio beneficiarse, tras mostrar la tarjeta del colectivo y la de descuento de la asociación, de una bonificación o un regalo, como un libro sobre el Casco Antiguo, una camiseta con el logotipo de la zona, imanes de nevera o descuentos para aparcamientos, que ofrecerán los establecimientos que se sumen a la campaña.

Unos cien locales del Casco Antiguo, una de las zonas comerciales más afectadas por la caída de turistas tras la irrupción de la pandemia del coronavirus, se han sumado hasta el momento a la campaña ‘Haciendo Ciudad’, que la asociación empresarial inició tras el estallido de la crisis financiera que comenzó en 2008.

«Si las familias reciben una ayuda extra al contar con descuentos, los comerciantes y profesionales, que emplean mano de obra local, se verán respaldados al recibir el importe de estas compras para seguir alimentando un ciclo que tiene repercusión en la economía local», señaló la presidenta de los pequeños y medianos empresarios del Casco Antiguo, Carola Herrero.

«O vamos todos juntos para sacar adelante la ciudad o no saldremos o saldremos mucho peor. Si las compras se hacen por internet o fuera de Marbella no reviertes tu riqueza en tu ciudad. Las familias de Marbella son muy buenos clientes», agregó la presidenta del colectivo.

La portavoz de la agrupación de Ampas, Sandra Sánchez, destacó que el colectivo, que aglutina a unas 6.000 personas, «apuesta por el negocio y el comercio locales tras un año tan difícil como el que hemos vivido debido al Covid».

Sánchez animó a los vecinos del municipio a que «paseen por las calles de Marbella y del Casco Antiguo». «Tenemos unas calles envidiables en un entorno magnífico. Y qué mejor que comprar y consumir en nuestros propios comercios», agregó la portavoz de la agrupación de Ampas, colectivo que, aseguró, ha registrado un descenso en el número de socios debido a la crisis económica causada por el coronavirus. «Es importante que los padres y madres también vean que, por hacerse socios de las ampas, tienen un beneficio», añadió.

La campaña se suma a otra iniciativa de Acoprocamar para facilitar el aparcamiento en el Casco Antiguo a los clientes que compren en la zona.